COLUMNA INVITADA

 

                                                                                                   Guaymas, Sonora a diciembre de 2017

 

Querido Santa:

Ya se sabe que la cosa está pioja, pues a como dejó el otro Gordo, el que abandonó el Banco de México, si hombre, el Agustín Carstens, la inflación por el 6.37% anual ya estuvo que solo quienes se la pasarán bien serán de pura casualidad los políticos, sí, esos meros que están enchufados a la ubre presupuestal, y que para variar se recetaron un buenísimo bono navideño y un aguinaldazo de miedo.

La Viña del Señor

Si en sus memorias “Mis tiempos” José López Portillo, se autocalificó como el último presidente de la revolución, Enrique Peña Nieto, pudiera ser el último presidente emanado del PRI.

La Viña del Señor

Mientras a nivel nacional el grupo tecnócrata encabezado por Luis Videgaray, se ha adueñado del PRI y arremete duro en contra del amo y señor del PRI Sonora, es decir Manlio Fabio Beltrones y la priísta número uno de la comarca y mujer del año Claudia Pavlovich, la identidad del partido está en juego, cuando la candidatura presidencial ha sido entregada a un apartidista como José Antonio Meade, en cuyo círculo la juegan Ernesto Gándara “El Borrero” y Antonio Astiazarán Gutiérrez, casi amarrado a la candidatura al Senado.

A los políticos profesionales les ha dado por mimetizarse en lo que no son. Y en eso han caído los diversos candidatos independientes, que no son tales, cuando le entran a la liza electoral con otros fines aviesos.

La Viña del Señor

Nunca como ahora la grilla está desbordando al puerto de puertos. La aldea de pescadores de “El Turco” Plutarco Elías Calles, padre fundador del PRI, se encuentra más alborotada que una gallera. Todo mundo parece ambicionar la mano de doña Leonor o les apremia una candidatura a lo que caiga para el año entrante.