COLUMNA INVITADA

La Viña del Señor

Hace días se abrió una cápsula del tiempo correspondiente a la generación 2004-2005 que data del 16 de diciembre del 2004, que luego de permanecer depositadas por la friolera de doce años vio la luz a raíz de que el Colegio Navarrete fundado en 1959, el plantel particular en donde eran educados en sus aulas lo más granado de la descendencia de la élite económica, política y social guaymense, es decir “las buenas familias”, fue vendido por sus dueños a una universidad, lo cual motivó destapar la caja de los recuerdos sepultados, ocultados o guardados por los escolapios de aquellos años.

La Viña del Señor

Nota Única: Aportación cultural para aquellos que suspiran por una candidatura de un partido de izquierda, pero ni idea tienen con que se come. Ahora que los cafeceros del Hotel San Enrique, tendrán su curso introductorio sobre las izquierdas, previo examen psicométrico. Con valor curricular.

La Viña del Señor

Nota aclaratoria: No nos hacemos responsables si después de resolver este test para principantes, usted, terminó convencido de que andaba realizando sus necesidades fuera del hoyo o se andaba juntando con la gente equivocada. Conste.

La Viña del Señor

La cumbre del café San Enrique, de la autodenominada izquierda guaymense, de la que MORENA se deslindó, hizo recordar la máxima del general Porfirio Díaz: “Ese perro quiere hueso”.

La Viña del Señor

Lo que no pudo afianzar Andrés Manuel López Obrador en el Estado de México y que apenas anunciado por Ricardo Anaya y Alejandra Barralles, hizo que les llovieron críticas, parece que está cuajando en Guaymas: Una megasuperarchialianza entre fuerzas de la temida izquierda porteña. ¡De miedo la intentona!