COLUMNA INVITADA

La Viña del Señor

En su libro “El Poder: los genios invisibles de la ciudad” Guillermo Ferrero, publicado cuando su autor se encontraba en Ginebra en su huida del régimen nazi que arrasaba Europa, abarcó los factores que comprenden la legitimidad del poder, esos mismos que en la elección del 5 de junio, dejaron maltrechos a algunos contendientes y a otros bien empoderados.

A Miguel Manríquez Durán, por su corpulencia le dicen “El Oso”. Así lo conocen los amigos que compartieron barrio y aulas en el puerto. Perteneció al grupo conocido como Aula 61/2 de Altos Estudios de la UNISON, institución en donde cursó la carrera de Licenciatura en Literatura Hispanoamericana.

Mario A. Campos/etcétera

…y finalmente Manlio Fabio Beltrones, despertó. Después de tres días de pasmo en los que cargó sobre sus hombros el muertito electoral (siete muertos en realidad), en el equipo del líder del PRI se acordaron que en la lógica del sistema político mexicano, si no sacrificas a otros te sacrifican a ti.

Alvaro Delgado/Proceso
 
–El panismo, favorito al 2018
 
–Morena, tercera fuerza; PRD, cabús
 
Aun con sus triunfos en cinco de los 12 estados para gobernador, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) fue claramente repudiado en las elecciones de este domingo, y este antipriismo nacido de la ineptitud de Enrique Peña Nieto y el hartazgo de gobernadores sátrapas fue el impulso para las victorias panistas en las otras siete entidades.

Política en Movimiento

Angélica Beltrán

CDMX a 9 de junio, 2016 (Noticias México).- Dicen en los círculos políticos que el PRI sólo le gana al PRI. Esto es, cuando los priistas se dividen, pierden. Aunque sobreviven ocultos en el PAN o PRD, partidos a los que impulsan y hacen que ganen elecciones.