POLÍTICA

Libertad de Expresión...

DALIA LAGUNA...

María Esthela Rodríguez González.

Hace un buen tiempo que no escribía nada, mi problema en las rodillas, que me ha limitado un poco el movimiento, y me ha vuelto algo lenta para caminar, es decir, que no me permite moverme normalmente como antes, y que requiere de muchos cuidados, entre ellos, evitar grandes esfuerzos y sobrecarga a las articulaciones; me ha mantenido alejada de una de mis grandes pasiones que es el periodismo.

Aunque a través de los medios informativos y las redes sociales, no dejo de enterarme del acontecer de nuestra comunidad. Yo misma salgo a la calle, y puedo darme cuenta de lo que pasa, y de lo que sienten los empalmenses.

Ayer, en una de esas salidas, coincidí con Dalia Laguna. Hace mucho tiempo que no la veía, muchos años, pero había escuchado, y bastante, sobre la posibilidad de su candidatura a la Presidencia Municipal de Empalme, de este pueblo tan golpeado, tan descuidado, tan sucio, tan inseguro, tan carente de valores,que está verdaderamente en estado crítico, pidiendo a gritos que se le rescate. Nunca en mi vida, me había tocado ver a Empalme en el caos en el que está hundido ahora. Y da tristeza, da coraje, da impotencia.

Me gustó su manera de hablar, su entusiasmo, pero sobre todo, vi sinceridad en su mirada. Casi siempre, se pueden conocer las intenciones de las personas por la expresión de sus ojos, y mi primera impresión en esta conversación que tuve con ella, es que es franca y arrojada, como buena empalmense. Estoy segura de que no es de las que llegan, se sientan, y dejan que el mundo ruede afuera, mientras se llenan los bolsillos y hunden cada vez más al pueblo.

Pero sobre todas las cosas, quizá por cuestión de afinidad, me gusta la idea que que sea una mujer quien encabece durante los tres años del próximo período administrativo, el gobierno de Empalme. Aquí, en este pueblo que fue tan próspero,y en el que ahora están desatadas e incontrolables la violencia, la delincuencia, las drogas,el pésimo estado de las calles, del alumbrado, el drenaje corriendo por todos lados, la basura acumulada en cada esquina, y miles de problemas más, se necesita un cambio RADICAL, hasta de género, para poder rescatar todo lo que se ha perdido.

Un mal gobierno hunde, y la prueba de ello es Empalme. Quizá una mujer como Dalia Laguna, que tiene una reconocida trayectoria dentro de las filas de Acción Nacional, que ha sido fiel a su ideología, pues nunca se ha brincado de un partido a otro, que se ha mantenido en pie de lucha en las buenas y en las malas, que es hija de familia trabajadora, y ella misma trabajó mientras estudiaba, a la que no se le ha regalado nada, sino que le ha costado, que está bien relacionada, y por lo tanto sabe dónde tocar puertas,y no sólo eso, sino garantizar que estas se abran, podría ser la esperanza para los empalmenses. La única esperanza para salir de este atolladero sin pies ni cabeza.

Desde mi punto de vista, el hecho de ser mujer, provee a Dalia Laguna de la SENSIBILIDAD que se necesita para entender y atender los problemas sociales, y eso,que ella posee gracias a su género es precisamente lo que tanta falta ha hecho en gobiernos anteriores, y de manera especial en el que está por terminar, que ha dejado a Empalme, como si hubiera azotado tres veces el huracán "Ximena".

Conversé con ella unos breves momentos, pero por lo que pude ver y escuchar, creo que es sincera, y que sería una buena opción para este Empalme que ya no siente lo duro, sino lo tupido, y que necesita en calidad de urgente quien lo rescate...HASTA LA PRÓXIMA.