COLUMNA INVITADA

Águeda Barojas Ontiveros

El Partido Acción Nacional (PAN) en Sonora ha anunciado que para las elecciones del 2018 postulará a distintos puestos de elección popular a panistas químicamente puros, es decir, solo aquellos que les corra sangre azul por las venas.

El PAN en Sonora se reservará el derecho de admisión a todos aquellos “politicos” oportunistas que traen sangre roja en las venas o que vengan contaminados con alguna bacteria.

Y es que el dirigente del PAN en Sonora ya no quiere que su partido siga batallando con regidores o diputados que terminen entregándose a otras causas.

Guaymas es el mejor ejemplo de lo que acaba de anunciar su dirigente, David Secundino Galvan.

El Partido Acción Nacional pagó muy caro el precio de haber cobijado en su momento a Manuel Villegas Rodríguez, actual diputado local, quien bajo el amparo de Roberto Romero, hoy preso en Estados Unidos, se metió al partido hasta conseguir dividirlo.

Fue a Francisco López Lucero a quien Roberto Romero, el otrora poderoso Secretario del gobierno padrecista, le pidió meter a Manuel Villegas al partido.

Tenía que ser por las buenas o por las malas y Omar Núñez Caravantes, en ese tiempo dirigente municipal del PAN, era un estorbo por lo que habría que darle un escarmiento para que “aflojara”.

La China fue la estrategia, el final de la historia ya la conocen, el caso trajo solo desgracias y los panistas químicamente puros pagaron las consecuencias.

López Lucero paga hoy en día una condena de 7 años en el Cereso de Guaymas y fue abandonado por los que en su momento lo utilizaron.

Manuel Villegas Rodríguez no logró ser candidato a la presidencia municipal, porque se le atravesó Lorenzo de Cima Dworak, por lo que se tuvo que conformar con ser diputado local por el PAN pero con tendencia a votar todo lo que la gobernadora del Estado, Claudia Pavlovich, así le solicite vía el diputado Epifanio Salido.

Los beneficios para el diputado local por Guaymas han sido innumerables.

Hoy su campaña por la presidencia municipal es intensa y aunque sabe que por Acción Nacional no podrá ser candidato, continúa su búsqueda hasta encontrar aquel partido que quiera cobijarlo.

Su desesperación lo ha llevado al grado de difundir encuestas rídiculas por posicionar su imagen en el ánimo de los guaymenses.

Quién sabe por qué partido pero el estará en las boletas. Así lo ha dicho.

Esa búsqueda de panistas químicamente puros para las próximas elecciones esta más que justificada en el caso de Guaymas donde además del diputado local, hay por lo menos tres regidores que ni son panistas, ni son químicamente puros.

Lorenzo de Cima Dworak los arropó, los protegió y terminaron apuñalándolo. Su ADN priistas nunca estuvo en duda, pero De Cima Dworak creyó que podían cambiar.

Al priista Enrique Hudson lo incluyó en su planilla como concesión a los empresarios maquileros.

La decisión del edil prianista de aceptar un cargo por un partido por el que no sentía un solo afecto lo llevó a convertirlo en un político mediocre y deshonesto.

No se es deshonesto solo cuando se hace mal uso del cargo público sino cuando se traicionan los ideales. Enrique Hudson es la mejor prueba de ello.

A Eduardo González Gaxiola, Lorenzo De Cima lo hizo regidor para protegerlo.

El empresario transportista fue uno de los consentidos del gobierno padrecista.

Gracias a su amistad con Roberto Dagnino, el cuñado incómodo, el ahora presidente de la Comisión de Hacienda del cabildo guaymense, pudo hacer grandes negocios.

Luego del fracaso electoral del padrecismo, Roberto Dagnino protegió a su socio en la planilla de Lorenzo De Cima. Las consecuencias son de todos conocidas.

Raúl Sánchez Almeida, a quien siempre le corrió sangre roja en las venas también lo hicieron regidor y hoy los lamentos están a la orden del día.

Si el dirigente del PAN en Sonora, David Galván, quisiera encontrar una justificación a su decisión, Guaymas es el mejor ejemplo.

Ante la capirotada política que preparan los partidos políticos para el 2018, haría bien el Partido Acción Nacional en mantener su “pureza”, aunque con eso de que a nivel nacional ya tienen amasiato con el PRD y Movimiento Ciudadano, me late que su “pureza” se va a ir al caño de las conveniencias.