COLUMNA INVITADA

La Viña del Señor

Pasado el susto, los sobresaltos y la movida de tapete del sismo, la real politik impone sus rudas reglas escritas y no escritas. Los partidos políticos se olvidaron de su altruismo y las batallas internas para elegir candidatos se aceleran, a la par que las estrategias orientadas para desbarrancar o hacer el mayor daño posible en los enemigos.

El sismo era inevitable, pero sí pudo ahorrarse mucho de su secuela de horror y muerte. Hoy eso se sabe.

Y uno de los damnificados del temblor resultó el sistema político mexicano y ahora todos partidos buscan adjudicarse la reducción en materia de financiamiento para las campañas para quedar bien.

Juan E. Pardinas/Reforma

Cada pueblo tiene el gobierno que se merece. La frase de Joseph de Maistre es una mentira injusta, si uno mira la historia de México en los últimos días. Los marinos que sacaban escombros del Tec, con sangre en los nudillos porque no tenían guantes de carnaza, se merecen un mejor gobierno. Los taqueros que pusieron un trompo de pastor en la banqueta para alimentar a los rescatistas, deben tener mejores representantes populares.

La Viña del Señor

Como a todos los partidos políticos, el sismo del 19-S también sacudió a Morena.

La Viña del Señor

Huracanes, eclipses, terremotos de macro intensidad y demás catástrofes, son malas señales en un inicio del año electoral que habrá de contener la madre de todas las batallas políticas.