POLÍTICA

Los novios Jaime Alán Padrés Dagnino y Erika Esqueda Pavlovich contrajeron nupcias en Catedral, posteriormente el festejo fue en la hacienda que el ex gobernador tiene en San Pedro El Saucito

DEMIAN DUARTE/PASIONXNEGOCIOS

A escasos 3 meses de haber quedado libre, el ex gobernador Guillermo Padrés Elías regresó en todo lo alto a la cima del jet set sonorense al haber celebrado la noche de este sábado la boda de su hijo Jaime Alán Padrés Dagnino con la sobrina de la actual gobernadora de Sonora, Ericka Esqueda Pavlovich en un evento social realizado a todo lujo primero con la ceremonia en la Catedral Metropolitana y posteriormente en las instalaciones de la hacienda que le fue decomisada al ex mandatario por la Fiscalía Anticorrupción de Sonora en San Pedro El Saucito.

De acuerdo con la invitación, tan particular unión se desarrollo a las 5 de la tarde en la catedral de Hermosillo  siendo el presbítero Daniel Millán Lanz, quien es rector del seminario Mayor Juan Navarrete y Guerrero de la capital de Sonora.

La recepción para 900 personas se realizó a todo lujo en la llamada “Hacienda Aquiles” que se ubica en la zona rural oriente de Hermosillo.

De acuerdo con la invitación los padres de la novia son Juan Carlos Esqueda Pesqueira y Erika Pavlovich Camou, quien es prima de la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano; en tanto que los padres del novio son el ex gobernador Guillermo Padrés Elías y la señora María Iveth Dagnino Acuña.

Imagen de la invitación

El ex gobernador lució de impecable smoking y una barba que se dejó crecer durante su periodo en reclusión, solo que ahora bien cuidada y recortada.

De acuerdo con los reportes a la mano, lo más granado de la alta sociedad sonorense acudió al evento, sin embargo se hizo un voto de no compartir fotos a fin de reservar la identidad de quienes asistieron, por lo que se desconoce si acudieron las actuales autoridades de gobierno, aunque se sabe que empresarios y políticos de primer nivel estuvieron entre los invitados.