POLÍTICA

Águeda Barojas Ontiveros

Guaymas es para el Fiscal Anticorrupción de Sonora, un caso complicado, más que por el aspecto de las denuncias, por cuestiones políticas.

Así lo informó esta mañana, Odracir Espinoza, quien estuvo en Empalme para firmar con el Ayuntamiento un convenio de colaboración.

Cuestionado sobre las denuncias presentadas en la Fiscalía contra la presidenta municipal de Guaymas, Sara Valle Dessens, Espinoza Valdez dijo que el caso es complicado por cuestiones políticas.

“Vamos a determinar si la investigación de las denuncias arrojan algún delito”, dijo.

El Fiscal aseguró que el nepotismo o conflicto de intereses no son delito penal, pero si el tráfico de influencias, por lo que en ese sentido ellos tendrán que investigar si la alcaldesa de Guaymas u otro funcionario cometió ese delito.

Dijo que de los 72 alcaldes sonorenses, cuatro han sido denunciados en la Fiscalía Anticorrupción, entre ellos Valle Dessens.

A las instituciones se le respetan

Odracir Espinoza Valdez opinó sobre los regidores del Ayuntamiento de Guaymas que posaron en el edificio de la Fiscalía luego de haber sido citados a comparecer en calidad de testigos por la denuncia contra la alcaldesa Sara Valle.

Como se recordará la regidora Susana Jiménez e Iván Acevedo Sauceda publicaron en Facebook, fotografías posando fuera de la Fiscalía.

“Hay que darle seriedad a las instituciones, si nosotros no las respetamos como servidores públicos, quién lo va a hacer, es importante que le demos su lugar a las instituciones y parte de ello es la responsabilidad que asumimos cuando se nos cita”, comentó.

Espinoza Valdez aseguró que una vez que avance la investigación quizá le cambie el rostro a esos regidores que posaron con una sonrisa de oreja a oreja.