POLÍTICA

Águeda Barojas Ontiveros

Luego del incumplimiento del pago de 4 meses con MIFEL, el Ayuntamiento de Guaymas corre el riesgo de que le congelen nuevamente sus cuentas bancarias.

Como se recordará, el caso MIFEL data de la administración de César Lizárraga Hernández, quien contrató un crédito por más de 45 millones de pesos para luminarias.

Al final del trienio su sucesora Mónica Marín Martínez, dejó de pagar seis mensualidades, lo que equivalía a cerca de 7 millones de pesos.

Al llegar a la administración municipal, Otto Claussen Iberri, MIFEL cobró ese adeudo, pero el ex alcalde priista se negó a pagarlo por lo que la financiera inició un juicio ordinario mercantil el cual ganó durante ese trienio.

Debido a lo anterior, en la administración de Lorenzo De Cima Dworak, MIFEL promovió el embargo de cuentas bancarias y requirió un pago de 34 millones de pesos.

La pasada administración negoció la deuda con MIFEL y de 34 millones de pesos que la financiera requería terminaron haciendo un convenio de pago por 15 millones de pesos, con lo cual se liberaron las cuentas.

El acuerdo era pagar esos 15 millones de pesos cada mes hasta octubre de este año.

Al terminar la administración de Lorenzo De Cima se habían pagado 11 millones de pesos a MIFEL, pero quedaron pendientes los pagos de julio y agosto.

La alcaldesa Sara Valle Dessens debió haber pagado septiembre y octubre y tampoco lo hizo, por lo que MIFEL requirió ante el Juzgado la ejecución del juicio ordinario mercantil en contra del municipio de Guaymas, dentro del expediente número 575/2014 que inició durante la administración del priista, Otto Claussen Iberri.

Notifican al Ayuntamiento

En días pasados, el Ayuntamiento de Guaymas recibió la notificación y le dieron tres días para el cumplimiento del contrato porque de lo contrario se procederá a la ejecución forzosa, dice el documento.

Lo anterior significa que el Ayuntamiento tendrá que pagar, no las cuatro mensualidades que tiene pendientes, sino los 34 millones más intereses que originalmente se establecieron como pago en el juicio ganado por MIFEL al Ayuntamiento de Guaymas.