POLÍTICA

Águeda Barojas Ontiveros

Por un adeudo de 14 mil pesos la Comisión Federal de Electricidad (CFE) cortó la energía eléctrica al Partido Revolucionario Institucional (PRI) de Guaymas.

Desde el sábado pasado el edificio está a oscuras, mientras la presidenta del partido, Jimena Jaramillo Pérez, brilla por su ausencia, comentaron algunos priistas.

Después de la derrota del 1 de julio nadie más se volvió a parar por aquí, dijeron algunos priistas entrevistados en el viejo edificio que luce en completo abandono.

De no ser por algunos militantes de las organizaciones FETSE, CNC, CROC, MT y Alianza Urbana, el edificio del PRI sería uno más de los edificios abandonados en la ciudad.

Los pocos militantes del Revolucionario Institucional que siguen yendo al partido a pesar de que no hay luz, dijeron que ese adeudo lo deberían de cubrir los regidores que en estos momentos están asumiendo un cargo que no les corresponde.

“Que paguen los regidores, que no tienen ningún mérito de estar ahí, ellos deberían de pagar”, dijeron.

Además de los representantes de estas organizaciones siguen yendo al partido, la secretaria y la encargada de limpieza.

Ellas no quieren dejar de venir porque de por si les deben quincenas, si se van menos les van a pagar, comentaron.