POLÍTICA

El coordinador de los diputados federales del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Arturo Escobar, asegura que dar por culminada la relación política con el PRI no es una traición, pero acepta que hoy como está configurado el Congreso “hay que construir con Morena”.

Adelanta en entrevista con EL UNIVERSAL que todos los institutos políticos están obligados a construir con ese partido por su avasalladora mayoría; de lo contrario se quedarán en sólo testimonio en la 64 Legislatura que inició el pasado sábado 1 de septiembre.

Menciona que su bancada será “absolutamente independiente” y apoyarán si Morena quiere sus votos para modernizar la reforma educativa; pero no para derogarla, pues es robusta y salvable. Aunque acepta que se quedaron cortos en las reglas de implementación de algunas reformas.

Hoy todos los partidos políticos tienen que justificar su existencia todos los días, dice.

Sobre la orden de aprehensión que solicitó la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE) en su contra en diciembre de 2015 por presuntamente haber entregado 10 mil tarjetas Premia Platino, asegura que ya quedó absuelto, aunque aún hay un par de asuntos en el Instituto Nacional Electoral (INE) de carácter administrativo.

¿Cuál será la agenda del Partido Verde Ecologista de México?

—Tenemos una agenda muy amplia y va empatada con la que tuvimos como plataforma electoral, pero también hemos entendido que necesitamos hacer menos política tradicional.

A veces tu agenda se convierten en simples documentos y ni se le da seguimiento. Hoy vamos a recoger las cuatro o cinco ideas que fueron fundamentales en la campaña electoral y al mismo tiempo vamos a colaborar, proponer y rechazar aquello que no sea parte de esta nueva dinámica de hacer vida pública.

¿Qué los lleva a tomar la decisión de romper con el PRI?

—No comenté que se rompía, sino que se culminaba. Culmina una etapa desde 2006, 12 años, que tenía un gran objetivo: ayudar a que Enrique Peña Nieto fuera Presidente de México y estar con él para que se dieran una serie de reformas estructurales y que van a ser oro molido en el corto plazo. Con él tenemos buena relación. Hay afecto, cariño, comunicación y gratitud.

También entendemos que después del 1 de julio el pueblo se inclinó en forma mayoritaria y avasalladora por un proyecto. Hoy los partidos tienen que justificar su existencia todos los días. La agenda de gobierno y con el PRI culminó con la Legislatura que acabó, pero defenderemos los legados que pertenecen al [Partido] Verde, reformas de competencia económica, de telecomunicaciones, energética y por mucho la educativa, absolutamente salvable y robusta.

¿Entonces hubo culminación, mas no rompimiento?

—Vamos a construir acuerdos con Morena, con el PAN o con el PRD y, por supuesto, también con el PRI; hoy todos somos minorías salvo Morena, hoy estás obligado a construir con todos los partidos.

¿No hubo traición?

—No hay traición, no hay fractura, hay una relación de afecto y cariño, hay enormes amigos y a partir de ahí vamos a convivir con ellos y construir muy buena amistad. Hoy ya no hay un paquete legislativo que comprenda una plataforma común, hoy lo que hay es una idea de lo que quiere el Partido Verde y a partir de ahí, tenemos el derecho y la absoluta libertad de poder construir acuerdos con quienes comulguen con lo nuestro.

¿Con Andrés Manuel López Obrador coordinarían una iniciativa?

—Hay muchísimas cosas donde hay una comunión, la mayoría de los mexicanos queremos el mismo destino para este país.

¿Qué le dice a quienes acusan al Partido Verde de acoplarse al partido ganador?

—Les diría que o tengo muy poco talento para explicar o ellos no quieren entender. Desde 2009 no hay transferencia de votos.

¿Irán en alianza con Morena?

—Con quien podamos. Todos los partidos estamos obligados a acordar con Morena, porque es tan avasalladora su mayoría que si no acuerdas vas a quedar únicamente como palabras en el Diario de los Debates.

¿No votarían a favor de derogar las reformas estructurales?

—Nosotros estaremos absolutamente dispuestos a mejorar las reformas estructurales en lo que tiene que ver con normas, que se deben a las reglas de implementación de las reformas y es natural, nos dimos cuenta que nos quedamos cortos en las reglas que legis- lamos desde la ley, porque nos tardamos en la implementación.

Manuel Velasco dijo que sí sigue la alianza con el PRI en el Senado, ¿cómo está eso?

—Simplemente es una explicación con terminologías diferentes, nosotros comentamos que culmina la alianza formal que teníamos con el PRI, pero inicia una nueva etapa, en donde junto con el PRI y todos los partidos políticos podremos construir acuerdos, y Manuel [Velasco] señala que se mantiene la posibilidad de construir acuerdos con el tricolor.

¿Sus diputados podrían ser buenos aliados de Morena?

—Podríamos ser muy buenos aliados para conseguir mayorías, podríamos ser muy buenos aliados para presentar controversias constitucionales. Si los votos del Verde sirven para modernizar la reforma educativa estarán ahí con el partido mayoritario, si los quieren para dar marcha atrás va a ser complicado que se utilicen.

¿Cómo será la ideología?

—Seremos absolutamente independientes, vamos a buscar y construir acuerdo por acuerdo.

¿Cómo va el caso de su acusación en la FEPADE?

—La averiguación consignada al expediente y estudiada por un juez penal, fui declarado absuelto.