POLÍTICA

Águeda Barojas Ontiveros

Jorge Falcón Franco, consultor y asesor en administración pública, egresado del UNAM aseguró que la deuda pública de Guaymas contraída en la administración de Otto Claussen Iberri, era innecesaria y al adquirirla se cometieron varios delitos penales.

Cuando se contrata una deuda se debe destinar, de acuerdo al artículo 117, el 100% en infraestructura obra pública.

La justificación radica en que con ello se está adelantando aquellas obras que en un futuro le pudieran hacer falta a la ciudad, si ese contrato no se hace en las mejores condiciones podemos estar en problemas, dijo.

Recordó que Otto Claussen Iberri, ex alcalde de Guaymas y actual candidato del PRI a la diputación federal, bajó recursos a través de Manlio Fabio Beltrones, entonces la presidente del PRI.

De hecho el problema principal es dónde está el dinero, en qué obras se usaron no está claro, dijo.

"Hemos pedido la información al Congreso, al ISAF, mediante acceso a la información, del destino de los 315 millones, hemos más o menos logrado que nos aclaren 140 millones, andan volando 150 millones andan volando porque se destinó una parte para el tramite de la deuda de 27 millones de pesos cifra muy elevada".

El asesor del candidato independiente, Ernesto Uribe Corona, aseguró que no está claro el destino que le dieron a más de 150 millones de pesos.

Pero además de eso encontraron que las las condiciones del crédito contratado por Claussen Iberri con Bansi, fueron muy desfavorable.

“No se licitó y eso es un delito penal, no se sabe el destino de los recursos y las obras que se hicieron a costos muy superiores a los costos normales de las obras públicas como también todas las obras del ramo 234 que estaos nosotros auditando, revisando porque conocemos muy bien ese tema”, comentó.

Nunca debieron de haber adquirir la deuda. No era necesario ni urgente, aseguró.

Falcón Franco mencionó que desde que se adquirió esa deuda en la administración de Claussen Iberri, se han pagado a Bansi más de 100 millones de pesos de puros intereses, por lo que después de casi seis años, Guaymas le sigue debiendo a Bansi la misma cantidad.

La propuesta de Ernesto Uribe Corona, es pagar lo antes posible desde luego investigarlo los delitos que se cometieron, ahorita no tenemos el problema tan grave porque es muy poco lo que le quitan a Guaymas, pero las próximas administraciones lo resentirán más ya que a Guaymas le van a quitar cada mes de 5 a 6 millones de pesos.

La propuesta del candidato independiente es reestructurar la deuda siempre y cuando se logren mejores condiciones.

“No ampliar el plazo, no es correcto, reducir el plazo tenemos una corrida financiera para pagarlo en 15 años en vez de 20, sabemos en qué rubros debemos ajustar el gasto de Ayuntamiento para destinarlo y abonarlo a capital.

Se le cuestionó su opinión sobre la demanda que el Ayuntamiento de Guaymas presentó contra BANSI y ex funcionarios responsables de este quebranto, a lo que respondió que si el jurídico maneja el caso con capacidad es un buen camino para que Guaymas se libere de ese grave problema.

Agregó que el castigo a los responsables, también debe de aplicarse.

Negó que en este momento la deuda pública de Guaymas haya sido un impedimento para que el actual gobierno municipal no pueda operar y atribuyó lo anterior al desorden administrativo.