POLÍTICA

La Viña del Señor

El que pega primero pega dos veces, dice el dicho. Y Claudia Pavlovich, en su afán de no perder la iniciativa y el control político, le volvió a ganar la mano a los morenistas al impedir con el voto de tres petistas, el nombramiento de nuevos funcionarios en el Congreso del Estado.

Ya antes con la aprobación de la Ley Veto, impuso sus pistolas y se aseguró de mantener los hilos del poder a través de una legalidad a modo y que defiende a capa y espada el coordinador de los diputados del PT Rodolfo Lizárraga, en cuanto medio ha encontrado espacio.

La vacuna que se aplicó el grupo beltronista liderado por Ricardo Mazón, una vez conocido el resultado comicial, impuso al menos en el texto legal, condiciones apropiadas para que el ejecutivo claudillero se impusiera sobre el legislativo de mayoría de la coalición “Juntos Haremos Historia” y el resultado está a la vista: Una legislatura neutralizada y trabada a través de un asunto pseudolaboral armado desde las entrañas del poder y para beneficio del PRI-Gobierno.

Como se ve “La Güerita”y Manlio, ya le tomaron la placa a Morena, partido que agarraron de encargo y llevaron a la trampa.

Y mientras los políticos juegan a las vencidas, los problemas no cesan, como es el caso de la rampante inseguridad que asola a la entidad. Cajeme y Guaymas, son ejemplos claros de la que lucha entre los poderes fácticos del crimen organizado se disputan palmo a palmo las plazas. 

Eligiendo al enemigo interno

Y como todo gobierno que se respete además de operadores políticos eficientes, debe de tener infiltrados –como los de Fernando Gutiérrez Barrios,el padrino de Beltrones, en el movimiento del 68— en la oposición y hasta aquellos que jueguen el rol de bufones o provocadores para utilizarse de ocuparse.

La estrategia a leguas se nota que es que alguien tenía que hacer el trabajo sucio de socavar a la coalición pejista desde adentro y Rodolfo Lizárraga, un tipo amante de los reflectores, por su falta de escrúpulos y ambición desatada era el candidato ideal y el sujeto perfecto para hacer esa chambita. Le aprendió bien a su mentor Jaime Moreno Berry, se comenta.

Su alegato a favor de una legalidad truqueada o a que son puros familiares o amigos de diputados de Morena a quienes se buscaban nombrar, cae por su propio peso, cuando en Guaymas, su sobrina Jazmín Gómez, funge como secretaria del ayuntamiento y en el Congreso tiene a varios allegados como “asesores”.

El sexto diputado del PRI

Para muchos, Rodolfo Lizárraga, cambia de papel y experimenta una de sus conocidas transfiguraciones –de Paquita la del Barrio a PTista non— y en la sesión del miércoles votó en contra de la línea de Alfonso Durazo, con la frialdad con que apoyó durante la administración del Toño Astiazarán la privatización del servicio de limpia a favor de PASA, empresa que está de regreso con Sara Valle y siguiendo al pie de la letra el guión que montaron las “Cuatro llantas ponchadas” de la fracción del PAN en 2015 para aprobarle el presupuesto a la gober.

Luego de su destape a destiempo –escribió José Luis Parra en su columna Bisturí— como carta debajo de la mesa como sexto diputado del PRI en la legislatura, vive sus 15 minutos de fama y anda como chivo en cristalería apapachado por la prensa pro Claudia, algo que ha de empujar para afianzarse “El Yogui” Jorge Durán Puente, el operador de medios del gobierno del estado.  Eso explica la costosa difusión mediática que está recibiendo luego de ser adquirido y usado para exhibir a Morena.

Así el Fofo, convertido en un rock star por obra y gracia de sus nuevos amos y quien hace equipo con el PRIAN, es digno sucesor en la diputación local del XIII distrito de Manuel Villegas Rodríguez, quien sin recato se puso al servicio del Pano Salido, durante toda la legislatura anterior.

Por eso no debe extrañar que Roberto “El Pipas”Palafox, Blanca Sánchez y Abraham Reyes “El Mariachi”, todos los que conforman su entorno hayan desfilado por el PAN y pertenecido al grupo identificado con “El Villeguitas”.  Uno de ellos tuvo que ver con cierto affaireconyugal que terminó en los cuartos del Hotel San Enrique por intervención del hoy legislador.

PT como Caballo de Troya de la Cuarta Transformación

La tibia actitud de Ana Gabriela Guevara en torno a los casos de nepotismo de administraciones municipales identificadas con el PT, como las de Guaymas y Empalme, siempre levantó sospechas.

El arreglo de 2015, cuando la gacela apoyó sin recato la candidatura a la gubernatura de Claudia Pavlovich, al parecer sigue en pie. En ese lapso la velocista también se soltó la greña a favor de su comadre, la entonces diputada federal Susana Corella Platt, Ladynomealcanza, a quien defendió vía twitter afirmando que hasta ponían de su bolsa para salir de los compromisos.

De ahí de que siempre se tuvo la certezadel carácter de Caballo de Troya que jugada en la coalición pejista el partido de Alberto Anaya y que regenteó durante años en la entidad Jaime Moreno Berry.  Su condición de partido bisagra con sus 5 diputados locales, le permitirá al PT, moverse como convenga a sus líderes. 

¡Se sueltan los demonios en Guaymas!

Y llama más la atención que empiecen a aflorar pecados del pasado en algunas figuras de regreso a los puestos públicos como lo reveló el excomandante Oscar Villa Encinas, quien confesó haber recibido órdenes hace veinte años por parte de la entonces alcaldesa Sara Valle, de usar gases lacrimógenos en contra de los regidores guaymenses y de balear el automóvil del periodista Raúl Rodríguez Angulo. Hasta de existencia de grupos de choques habló.

De ahí que actitudes soberbia como las de “El caudilloCoyota” Santiago Luna, quien se echó encima al SUTSAG, por el despido de la esposa de Arturo Lomelí en Recursos Humanos de un trabajador sindicalizado o de un Víctor “El Negro” Marín, quien se frota las manos ante la posible inversión de 125 millones de pesos para remodelar el estadio de beisbol Abelardo L. Rodríguez y en donde ya hay tiradores, aquellos que financiaron el bacheo de hace unos días. ¡¡De pura casualidad!!

Cinco agentes de la policía ejecutados por un comando armado en plena avenida Serdán y a la luz del día, a la mera salida de los escolapios de clases, fue una aviso de fuerza para el gobierno familiar saravallista y para el nuevo comisario Daniel Morales Pardini “El cara de loco”, en su bautizo de fuego el jueves 4 de octubre. ¡La barbarie!

Y casi al mismo tiempo, mientras el ataque sucedía la alcaldesa leía un cuento en el auditorio de medicina de la UNISON en el Festival de la Palabra, como el pasado lunes en tanto el palacio municipal era tomado por los sindicalistas del SUTSEG con quienes quedó en reunirse ese día, en Phoenix tiraba la primera bola de un juego de beis y a Alejandro Rodríguez Zapata, “El Piolas” y a Jazmín Gómez Lizárraga, se les hacía bola el engrudo.

El comandante mercado, encargado de realizar los operativos luego del sangriento evento, quedó en parte paralizado por falta de gota en las patrullas, algo que es recurrente entre la tropa.

Ahora sí se soltaron los demonios en Guaymas. Más ingobernabilidad no se puede pedir.

Lo bueno entre lo malo o lo peor, es que la alcaldesa Sara Valle, creyendo presidir aún El Barzón, ya le encontró la cuadratura al círculo de la inseguridad: ¡¡Propuso realizar una marcha!! ¿En contra de quién? ¿Contra sí misma?

¡¡ Alfonso Durazo, Olga Sánchez y  AMLO, se hubieran ahorrado los Foros de Pacificación y Reconciliación con tamaña idea !!

Lo cierto es que la administración saravallista está hecha pelotas y Daniel Morales, además de trabado, no tiene ni Plan A, menos B, para combatir el flagelo y para proteger a los elementos de la Dirección de Seguridad Pública.

Votos vs. Legalidad truqueada

“El derecho como obstáculo al cambio social”, fue un libro muy leído y difundido en los 70´s, escrito por Eduardo Novoa Monreal, quien fungió como asesor jurídico de Salvador Allende en Chile, cuando la Unidad Popular, alcanzó el poder por las vías del voto.

En ese interesante texto el jurista lanza una hipótesis de trabajo harto interesante y aplicable para conocer la nueva realidad creada a partir de las contrarreformas claudilleras: El derecho puede convertirse en una traba para el cambio social.

Con una arquitectura legal favorable  confeccionada durante la primera parte del sexenio, con instituciones cooptadas y funcionarios escogidos ha doc como Odracir Espinoza (FAS), Aldo Padilla (Tribunal de Justicia Administrativa, Ramón Moya (ISAF) y Juan Pedro Chirinos (Fiscalía de delitos electorales) y cuya puntilla fue el golpe de estado legislativo de julio, desde el gobierno del estado se armó una estructura muy parecida a las dictaduras militares de corte clásico como las de “El Caudillo” Francisco Franco –al que aspira a imitar “El Cabezón” Luna--, Anastasio Somoza o Augusto Pinochet, de las que el viejo PRI se apartaba, según analistas políticos como Daniel Cosío Villegas (El sistema político mexicano) y  ensayistas como Octavio Paz(El ogro filantrópico): control total de las decisiones, incluso de la oposición, con elecciones periódicas para disimular, o sea el gatopardismo puro de cambiar para seguir igual.

¿Y la dictadura perfecta, apá?

Como dictadura perfecta, calificó al sistema político mexicano el novelista Mario Vargas Llosa, uno de los más fuertes detractores del Peje, a quien definió el tabasqueño como buen novelista, pero mal político.

La cultura priísta ligada a la corrupción, impunidad y de aplicación de la legalidad simulada, que se impuso y se superó incluso en los gobiernos del PAN y del PRD,  ha penetrado hasta la médula en la sociedad mexicana y en el pasado se afianzó durante 70 años y sobrevivió a 12 años de Acción Nacional. Un santón del PAN como Carlos Castillo Peraza, hablaba del pequeño priísta que todos llevamos dentro.

A lo anterior habría que agregar que todos somos priístas hasta que no se demuestre lo contrario, decía el politólogo Luis Javier Garrido, autor de “El partido de la revolución institucionalizada”.

Una de las explicaciones de lo que está pasando en Sonora y que ha tensado la cuerda, es que cada quien cogió su hueso y quiere correr con él o como desconfiado declaró el subcomandante Galeano del EZLN: por el bien de todos primero los huesos.

Y en el pecado de no frenar el desorden en los gobiernos emanados de sus filas, los líderes de Morena llevan la penitencia.

En 2012, la gente optó por el PRI, por que más valía el regreso de los raterosy corruptos conocidos, pero que sabían gobernar a deficientese inexpertos como los panuchos. 

El primero de julio con 53 millones de votos AMLO,fue investido como presidente por el hartazgo social para cambiar el insoportable estado de cosas.

En las entidades federativas y en los municipios será en donde tendrán que verse los cambios prometidos, pero como lo percibe el ciudadano común y corriente, precisamente es en esos niveles de gobierno en donde campea la irresponsabilidad y el choque por imponer la agenda y los intereses de los grupos políticos y  los cacicazgos locales, de izquierda o de derecha. 

Así que, por todo lo antes mencionado, para qué buscarle tres pies al gato, sabiendo que tiene cuatro o como dicen los morros, para qué buscarle tetas a los pericos…