POLICIACA

Águeda Barojas Ontiveros

Un trabajador del Instituto Mexicano del Seguro Social de Guaymas fue detenido esta mañana en Empalme por un comerciante del centro.

Gabriel Escalante Partida, mejor conocido como El Marraco, fue quien detuvo a un presunto estafador de adultos mayores que acuden mes con mes a cobrar su pensión a Bancomer.

El comerciante, quien tiene su carreta de venta de comida a un costado del banco, tenía conocimiento de que un hombre se aprovechaba de los adultos mayores y les robaba su pensión.

De acuerdo a la descripción que algunas de las víctimas le hicieron, esta mañana se topó con la persona que presuntamente es quien les había estado robando.

Cuando se percató que un hombre llegó y estacionó su carro, un Ford Explorer, frente a la puerta del banco, se puso a observarlo.

El Marraco vio como llegó un adulto mayor y el presunto ladrón se acercó a él, supuestamente para ayudarlo.

Cuando salió de la institución bancaria lo detuvo, mientras otra persona llamó a la Policía.

Los elementos de la Policía de Empalme preguntaron que sí quién lo acusaba, por lo que inmediatamente localizaron a una de las víctimas.

A través de redes sociales Laura Elena Zavala Soto, hija de una víctima esta mañana publicó lo siguiente:

“Sras y señores de la tercera edad si ustedes han sido ROBADAS POR ESTA RATA por fabor DENUNCIEN el ya fue detenido le robo a mi mama pero falta que mas personas pongan su denuncia para que no salga el se llama CESAR MANUEL EZPINOZA HUERTA y trabaja en el IMSSSde Guaymas Sonora el se lleva cazando personas de la tercera edad en el cajero del BANCOMER agasmolo viral por favor no es justo que nuestras personitas de la tercera edad esten en peligro por este rata espero su cooperacion gracias y que ese rata pague se de muchas personas que les ha robado del valle y sus alrrededores hay que denunciarlo”.

Según versiones de algunos empalmenses, esta persona al parecer tenía más de dos años aprovechándose de los adultos mayores que no saben cómo retirar su pensión.

Cuando lo detuvieron la Policía le encontró seis tarjetas de distintos bancos.

El presunto ladrón regresó a una de las víctimas 2,900 pesos y fue dejado en libertad ya que no se presentaron más denuncias.