POLICIACA

Águeda Barojas Ontiveros

Mujeres con crisis nerviosa, gente corriendo de un lado para otro, otras tirándose al piso y una más que recibió un rozón de una esquirla en su cuerpo, fue el resultado de la balacera que dejó anoche a una persona muerta.

Los hechos ocurrieron a las 21:50 horas del sábado, justo en la terminal de autobuses TAP, sobre la Calzada Agustín García López, donde la Cruz Roja atendió a una mujer que cayó al suelo del pánico que sintió al ver la ejecución.

En ese lugar fue asesinado Roberto G. De 19 años de edad, vecino de la colonia Las Golondrinas.

El occiso acaba de cruzar el bulevar, había ido al OXXO a comprar provisiones, antes de abordar el camión de pasajeros.

Desde el OXXO su mamá lo despidió para después ser testigo de su asesinado.

Una vecina de Guaymas recibió una esquirla que solo le rozó ya que fue la única de sus amigas que no se tiró al piso cuando se registró la balacera mientras se encontraban cenando y conviviendo en el restaurante Diego´s.

"Todos se tiraron al suelo y yo me asomé para ver qué estaba pasado, a otro muchacho también le tocó un rozón de una esquirla", dijo Mimi V.

Ojalá muera de un balazo

A los ocho meses de nacida, su madre murió por una bala perdida y de niña decía que ojalá ella muriera de un balazo.

Fue el dolor que le dejó la muerte de su madre lo que la hizo pensar así, pero hoy dice: "definitivamente no me tocaba".