POLICIACA

Águeda Barojas Ontiveros

Dos hombres que presuntamente fueron sacados de la Comisaría de Seguridad Pública de Empalme por un comando armado, fueron encontrados sin vida este día entre Empalme y el camino a San José de Guaymas.

El primer cuerpo fue encontrado a las 12:45 horas y se trataba de un hombre de 35 años de apellido Bermúdez, mientras que el segundo fue localizado a las 16:20 horas y era conocido como “El Borras”.

Ayer a las 20:15 horas se tuvo conocimiento de que un comando armado había ingresado a la dirección de Seguridad Pública y se había llevado a una persona, no sin antes realizar disparos en el área del radio operador.

La Secretaría de Seguridad Pública de Sonora y la Comisaría de Empalme negaron los hechos, sin embargo, este día se encontraron los cuerpos de las personas que presuntamente sacó el comando armado de las celdas municipales.

El Secretario de Seguridad Pública de Sonora, David Anaya Cooley, calificó de lamentables los hechos y aseguró que la Fiscalía abrirá una carpeta de investigación para conocer qué fue lo que sucedió.

El funcionario estatal aseguró que cuando se enteró de esta situación por las redes sociales, pidió a los agentes estatales verificar la información.

Dijo que la patrulla 176 estuvo en la Comisaría y que los agentes municipales negaron los hechos.

‘Nos dijeron que no había existido ningún ataque armado por parte de un comando, como decía la información en redes sociales, pero tampoco nos informaron de ningún otro hecho”, comentó.

Cuestionado sobre si se podría tipificar como delito por parte de los servidores públicos, Anaya Cooley respondió que no le corresponde decir si se cometió un delito.

Aseguró que se hará una indagatorio profunda para tener conocimiento total de las cosas

Dijo que por ahora lo único que se tiene es la versión del padre de la persona encontrada muerta el día de hoy, quien aseguró que su hijo estaba detenido y fue sacado anoche de las celdas por un comando armado.

“Lo primero que nos señalan fue un ataque armado, nos imaginamos algo fuerte, pero no sucedió como tal, es decir, no tuvimos ningún indicio para asegurar que sí había ocurrido”, comentó.

Nos basamos en la información que nos proporcionaron para decir que fue un hecho falso, no hubo llamada al 911, se verificó con el C5, van los agentes y les dicen que no hubo nada, nosotros echamos a andar el protocolo, agoté mis elementos operativos, aseguró.

Dijo que la indagatoria debe ser especifica y que se señale lo que se tenga que señalar, por lo que la fiscalía tiene que abrir una carpeta de investigación.

“En la lucha que tenemos por alcanzar la seguridad todos estos hechos son lamentables”, comentó.

Cuestionado sobre si ya habló con el Comisario de Seguridad Pública y el presidente de Empalme, manifestó que no, pero que estaba a punto de hacerlo.