POLICIACA

Águeda Barojas Ontiveros

Un total de 13 vehículos fueron remitidos a los patios de la dirección de Seguridad Pública la noche-madrugada del viernes, pero uno de ellos fue chocado por un elemento de tránsito, pero nadie se hizo responsable.

A las 12:00 horas una conductora de un Focus rojo 2012 fue detenida en el retén, justo antes de llegar a su casa, ubicada en la colonia Burócrata.

Un agente de tránsito le preguntó que si de dónde venía y que si había consumido bebidas embriagantes.

La mujer contestó que venía de la posada de su trabajo y que si había tomado unas cervezas.

El agente de Tránsito Mario Madueño le pidió que bajara del vehículo y le aplicó la prueba del alcoholímetro.

Los resultaos fueron 0.43 grados de alcohol en la sangre, cualquier cosa más de lo permitido, dijo la conductora.

A pesar de eso, accedió a que se llevaran su carro a los patios de la dirección de Seguridad Pública.

Este sábado cuando regresó por el vehículo, le dijeron que la multa era de 8 mil pesos, tope máximo según la Ley, pero que le harían un descuento porque habían chocado su carro.

La afectada terminó pagando solo 3 mil pesos, pero ahora tiene que gastar más para arreglar el golpe que le dieron a su vehículo.

Consideró un abuso que le hayan querido cobrar 8 mil pesos de multa solo para no pagar el choque de su vehículo.

Dijo estar de acuerdo que busquen evitar accidentes, pero que su caso fue un abuso.

“No iba borracha yo iba en mis cinco sentidos, iba bien, no me pasé un semáforo en rojo, ni intente huir, y se ensañaron queriendo cobrar 8 mil pesos para que viera que ya me estaban pagando el choque”, aseguró.

Comentó que no se dio cuenta quién se llevó su carro, solo le pidieron las llaves y bajó sus cosas del carro.