POLICIACA

Águeda Barojas Ontiveros

Tres guaymenses fueron decapitados en el estado de Puebla y arrojados a un barranco donde permanecieron en calidad de desconocidos hasta que finalmente fueron identificados.

Se trata de tres vecinos de la colonia Punta de Arena, quienes se encontraban en aquel estado trabajando.

Los fallecidos son un menor de 16 años, su hermana de 20 y el padre.

Los hechos, según la información de los diarios poblanos, como El Sol de Puebla, ocurrieron el pasado 14 de octubre.

La nota dice: tres cuerpos decapitados fueron hallados la tarde de este domingo en un desagüe de la colonia Los Ángeles Barranca Honda.

Según fuentes policiacas, podría tratarse de dos varones y una mujer, quienes incluso estaban envueltos en cobijas.

Vecinos del lugar fueron quienes se percataron de la presencia de los cadáveres en calle Cuauhtémoc entre la primera privada Francisco I. Madero y la carretera federal Puebla Tlaxcala.

Tras el hallazgo, los colonos dieron aviso al 911 por lo que policías municipales, estatales, ministeriales y elementos de Protección Civil Municipal, se trasladaron al sitio donde confirmaron que había tres cuerpos decapitados.

Una semana después el mismo diario público que uno de los cuerpos podría ser de Sonora.

“Aunque los cuerpos encontrados decapitados la semana pasada en Barranca Honda no han sido reclamados, por una credencial hallada entre las pertenencias de las víctimas se presume que serían de otro estado, pues al menos uno de los hoy occisos sería originario de Sonora.

Por otro lado, se especula que los asesinos iban directamente por la mujer, ya que el cadáver de ella presentó múltiples impactos de bala, mientras que los otros dos occisos solo habrían recibido un balazo”.

Las personas decapitadas son padre e hijos de una familia que tiene su residencia en Punta de Arena.

La mujer tenía 20 años de edad y según diarios poblanos ella era el objetivo de los asesinos.

Los cuerpos de los tres llegaron ayer a la ciudad, su familia pidió cooperación para poderlos traer.