POLICIACA

Águeda Barojas Ontiveros

Con el grito generalizado de justicia, concluyó esta tarde el homenaje póstumo y pase de lista a los cinco policías asesinados el pasado jueves.

Después de una misa de cuerpo presente en la Iglesia Sagrado Corazón de Jesús, cerca de las 15:00 horas llegaron los cinco cuerpos escoltados por patrullas de la Policía Municipal.

Familiares, amigos, vecinos, compañeros de trabajo y autoridades municipales los esperaban en el patio central para el último pase de lista.

El comandante Obed Medina fue el encargado de nombrar a cada uno de los policías caídos.

Policía segundo, Enrique Alamillo Romero. Presente

Policía tercero Abraham García Coronado. Presente

Policía Dulce Alejandra Rojo Nava. Presente

Policía Pedro Corral Velásquez. Presente

Policía Marlon Dueñas Islas. Presente

Presente gritaron los elementos policiacos mientras sus familiares abrazaban sus retratos y soltaban el llanto.

En el homenaje realizado en el patio de la dirección de Seguridad Pública en el que estuvo presente la alcaldes Sara Valle Dessens, el diputado local, Rodolfo Lizárraga y funcionarios municipales, no hizo acto de presencia ninguna autoridad estatal o federal.

Al termino del homenaje póstumo los padres de los policías fallecidos pidieron ser escuchados.

Fue el padre de Marlos Dueñas, quien habló a nombre de todos los demás.

“Quienes de alguna manera hemos pasado por una situación como esta, no estamos conformes, presidenta municipal, gobernadora no les pedimos, les exigimos justicia, ya basta no es posible que atenten contra hombres y mujeres que tienen familias por quien velar y que se les quite la vida de una manera tan cruel”, dijo.

Creo y considero, agregó, que es muy importante que ya sea el momento de que exista la justicia

“Ellos eran hombres y mujeres que realmente actuaban en beneficio de la sociedad les pido a todas las autoridades que esto no se quede así, ya perdí a un hijo, hemos perdido a cinco patrióticos elementos de seguridad pública, no queremos más perdidas, queremos atención, queremos justicia, lo vamos a seguir exigiendo.

Esperamos que esto sea el parteaguas para que verdaderamente se ponga atención a los policías

No es posible que porque a ciertos grupos no les convienen ahora ellos están en una caja

Queremos justicia, queremos justicia! Gritaron los familiares.

Por su parte la madre y hermana de Pedro Corral, dijeron que si bien es cierto Pedro traía chaleco antibalas, este no servía.

“’Él compraba las balas, el uniforme, no es justo, queremos justicia¨, dijeron.

Policías despiden a compañeros

Tito Orlando Peñaloza y García fue el encargado de dirigir unas palabras a los familiares de los agentes asesinados.

"Quisiera decirles buenas tardes, pero omitiré esa parte, porque no son buenas. Me dirijo a ustedes haciéndoles llegar en nombre propio y de la institución policial nuestras más sinceras condolencias por el sensible fallecimiento de nuestros compañeros, amigos y hermanos: Enrique Alamillo, Pedro Corral, Dulce Rojo y Marlon Dueñas.

En esta circunstancia tan dolorosa nos unimos a ustedes, sus familias, para elevar una plegaria al supremo creador, rogando al arquitecto del universo que a través de su fe nos haga llegar consuelo por el vacío que nuestros hermanos, sus seres amados, han dejado en nuestros corazones y hoy descansan en paz. El hecho nos estremece en nuestras fibras más íntimas.

La policía guaymense está de luto, pero el dolor que sentimos no nos debe debilitar, debe fortalecer nuestra misión. Estamos de pie frente a sus féretros, frente a sus familias, compañeros y amigos diciéndoles que vamos a continuar la batalla tenaz. Continuaremos en defensa de las familias guaymenses. Combatiremos a los que buscan llevar inseguridad, dolor y muerte con firmeza y decisión hasta las últimas consecuencias.