POLICIACA

Águeda Barojas Ontiveros

Una mujer de la tercera edad fue golpeada con un martillo en la cabeza por parte de la persona que le renta la casa.

Los hechos ocurrieron ayer en la colonia Centro de Guaymas cuando la presunta agresora María del Carmen López Ángulo, rompió el candado de la vivienda, se introdujo al cuarto de la arrendataria y le exigió que dejara la casa.

La denuncia la interpuso su hija, Vannesa Del Cid, quien narró que su madre, de 68 años de edad, se encontraba recostada en su cama debido a que se encuentra mal de salud.

Dijo que a veces de lo débil no se puede levantar, menos comer, y a pesar de eso la golpeó con un martillo en la cabeza.

Sostuvo que cuando su mamá se quiso levantar la agresora la golpeó con un martillo y una vez en el piso, se burló de ella.

A pesar de que la lesionada le dijo que desocuparía la casa en cuanto encontrara otra, la arrendataria le siguió gritando.

Una vez que se fue, la señora salió a pedir ayuda a los vecinos, quienes llamaron a una ambulancia de Cruz Roja y a una patrulla, pero en Seguridad Pública les dijeron que no tenían para la gasolina.

Estando en el Hospital General de Guaymas la Policía Municipal levanto el informe y recomendó acudir a la Agencia del Ministerio Público del Fuero Común.

Esta mañana los familiares acudieron a denunciar la agresión pero les dijeron que nada podían hacer porque eran lesiones que tardan menos de 15 días en sanar y les recomendaron que dejaran la casa porque la dueña podía meterse cuando quisiera.

La familia de la señora María del Carmen Del Cid López pidió una orden de restricción pero en el Ministerio Público les dijeron que tampoco procedía eso.

“Les dijimos que con el martillo casi le rompe la cabeza y nos contestaron: casi, casi, o sea como no la mató no va a pasar nada”, apuntó.