POLICIACA

Águeda Barojas Ontiveros

Sara Valle es una chola me dijo una persona esta mañana después de haber visto los videos del enfrentamiento que sostuvo con los sindicalizados del Ayuntamiento de Guaymas. Tienes razón le dije, Sara Valle es una chola.

Y que nadie se ofenda, que nadie se tire al piso, pero decirle chola a la alcaldesa de Guaymas no es un termino peyorativo, ni racista, no.

Su uso no tiene nada que ver con el movimiento que buscaba identidad por allá por los años 70´s, sino todo lo contrario aplicado a ella es sinónimo de pandillerismo, de perversidad, de maldad.

Sara Valle Dessens es una chola, le gusta el pleito más que el diálogo y hoy quedó demostrado, pero como es su costumbre inmediatamente se hizo la víctima.

La presidenta no se resistió y decidió meterse como chola, si como vil chola, al desfile del Día del Trabajo acompañada por una veintena de incondicionales que llevaban mantas y gritaban consignas contra el Sindicato.

Sin decir agua va, sin ser invitada y sin pedir permiso, lo que no fue bien visto por los sindicatos que participaron en el desfile.

El líder sindical del SUTSPES , el doctor Bernal, lamentó que la misma alcaldesa haya provocado una confrontación en palacio municipal después del desfile.

La presidenta y sus secuaces organizaron un grupo de choque en el que tuvieron cabida, sapos, culebras y canarios. 

Les dio igual que sus nuevas aliadas fueran mujeres que en su momento se alquilaron al PRI y al PAN.

A sabiendas de que mantiene diferencias con el Sindicato del Ayuntamiento, armó su grupo de choque para “enfrentar” la “embestida” del Día del Trabajo.

No se trata de ensalzar la conmemoración, pero sí de decir que la esencia de este día tiene que ver con una reinvidicación de los derechos de los trabajadores, por lo tanto ella, que según, viene de la “izquierda progresista”, debió haber respetado ese espacio porque no le correspondía.

Como patrona, ha quedado claro que no ha sido capaz de dialogar, ni de respetar el contrato colectivo que rige la relación con los sindicalizados.

Sara Valle Dessens prefirió la confrontación. No fue invitada a encabezar el desfile, seguramente pensó que era conmemoración oficial y no hubo ningún allegado con tantito lQ que la sacara de su error.

Ella llegó con su pandilla encabezó el desfile mientras en palacio municipal la esperaba la porra.

Es un honor estar con Obrador! es un honor estar con Obrador! gritaba la porra de todos colores y sabores, priistas, panistas, morenistas, regidores, empleados, había de todo, mantenidos y convencidos.

Cuando el contingente del Sindicato del Ayuntamiento llegó se dio el enfrentamiento, el cual estuvo a punto de llegar a los golpes.

Sara Valle salió de palacio acorralada por los gritos de los sindicalizados, quienes respondieron ante las acusaciones de corruptos que le gritaba su porra mientras la alcaldesa sonreía.

Que nadie se diga sorprendido de lo que pasó. Sara Valle lo provocó.

¿A qué fue la presidenta al desfile? ¿Por qué no respetó el espacio y el momento del sindicalismo de Guaymas y sobre todo el del los trabajadores del Ayuntamiento de Guaymas?

Como hace 20 años, Sara Valle Dessens le volvió a apostar al enfrentamiento, solo le faltó ordenar que echarán gas lacrimógeno contra los del Sindicato, como lo hizo hace 20 años contra los regidores del PRD.

Y también como hace 20 años la alcaldesa ya se hizo la víctima. A través de su Facebook, porque al Twitter no le entra ya que ahí sí sale perdiendo, escribió en tono amenazante que contra la provocación y la violencia actuarán siempre con la Ley.

Perdón pero la provocación fue de ella, el desfile era de los trabajadores, ella invadió su espacio, su conmemoración, su momento.

Fue ella quien llegó con su pandilla a sabiendas que al termino del desfile los sindicalizados se concentrarían en el palacio municipal.

Acusa al abogado del Sindicato

Llegó la hora de encontrar culpables y la alcaldesa ya le puso nombre a su villano favorito del día de hoy. Se llama Armando Saucedo Monarque

Juzgue usted, a continuación el boletín de prensa que envió la alcaldesa después del enfrentamiento

Boletín

Contra la provocación y la violencia, actuaremos siempre apegados a derecho por ser lo que corresponde a una autoridad legalmente constituida, expresó Sara Valle Dessens tras el altercado que generó el asesor jurídico Armando Saucedo Monarque y dirigentes del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Ayuntamiento de Guaymas.

Reiteró su vocación de respeto a toda manifestación que contemple el marco legal, pero también el deseo de que no se afecte a terceros, totalmente inocentes, con el cierre de calles, avenidas y la carretera internacional, de la controversia legal que ya se dirime en tribunales, y cuyo veredicto se respetará, sea cual fuere, como institución de gobierno.

Sara Valle Dessens precisó que la gran deuda que mantiene el Ayuntamiento con el SUTSAG fue heredada, y lo correspondiente a la administración 2018-2021 se ha cumplido cabalmente, causando extrañeza que lo hoy exigido, no los motivó a realizar las acciones que, amenazan, radicalizar, al grado de perjudicar a trabajadores con descuentos de los días jueves 2 y viernes 3 de mayo de 2019 que, están convocando a sus agremiados, no se presenten a laborar.

“Si el caso está en tribunales para su estudio y recomendaciones, no entiendo por qué radicalizar posturas que en nada abonan a la solución, a menos que intereses políticos y económicos ajenos a los agremiados al SUTSAG, sean la mano que está meciendo la cuna. Nosotros seguiremos apegados a derecho antes de aceptar a sus 42 sindicalizados sin seguir el protocolo burocrático al finalizar la pasada administración”, acotó la alcaldesa Sara Valle Dessens.

Y para terminar alguien podría responder esta pregunta: ¿Qué estaba haciendo Sara Valle y su porra en el Desfile del Día del Trabajo?