POLICIACA

El bebé de los Gobrecht nació en Filadelfia luego que su madre se sometiera a una nueva técnica médica para tratar un trastorno reproductivo.

Un avance en la medicina permitió a una mujer dar a luz por primera vez después de que fue diagnosticada con un trastorno que le impedía tener hijos. Fue en Filadelfia, Estados Unidos, en algo calificado como un caso de “bebé milagro”.

Jennifer Gobrecht se enteró a los 17 años que nació con el síndrome de Mayer-Rokitansky-Küster-Hauser (MRHK). Se trata de un trastorno que afecta al aparato reproductor femenino, el cual impide el desarrollo del útero.

La mujer de 33 años finalmente pudo dar a luz gracias al trasplante del útero de una donante muerta. El bebé, de nombre Benjamin Thomas Gobrecht nació por cesárea en el Hospital de la Universidad de Pensilvania en Filadelfia.

Es el segundo caso que se presenta en Estados Unidos

El nacimiento del “bebé milagro” se dio durante noviembre del 2019, y se convirtió en el segundo niño que nace mediante este método en Estados Unidos. El primero caso que sorprendió al mundo se dio en Brasil en 2018.


Todo inició cuando Jennifer Gobrecht se inscribió a unas pruebas de Penn Medicine, el sistema de saluda de la Universidad de Pensilvania. La madre de Benjamin Tomas se sometió a un ensayo clínico para mujeres infértiles y los resultados no la defraudaron.

“Hicimos todo lo posible para poder vivir esa experiencia de convertirnos en padres de la manera en que suelen hacerlo la mayoría de las personas. Somos afortunados por tener a Ben. No tengo palabras para agradecer a todos por compartir y felicitarnos por el milagro”, escribió Jennifer en su Facebook.