POLICIACA

Una mujer originaria de La Misa, quien había sido privada de su libertad el pasado miércoles, regresó a su casa luego de que sus captores la dejaron libre.

Rosa Icela Zazueta regresó a su casa a las 22:45 horas de ayer jueves.

La víctima narró a elementos policiacos que fue dejada abandonada en la gasolinera La Guadalupana, en Hermosillo.

Dijo que la dejaron libre porque su privación fue una equivocación.

La mujer no vio a sus captores ya que trasladaron hasta ese lugar con la cara cubierta.

Desde ese lugar se trasladó hasta Empalme por sus propios medios y de ahí sus familiares fueron por ella.

No presentó signos de violencia.