POLICIACA

La buena coordinación entre las corporaciones policiacas de Guaymas y Empalme frustró otro intento de extorsión telefónica contra una empleada de maquilas Tetakawi de la vecina ciudad, bajo el supuesto de que tenían secuestrada a su hija, una estudiante del Cet del Mar en este puerto, informó el comandante José A. Castillo Altamirano.

El encargado de despacho de Seguridad Pública Municipal indicó que lo anterior se ocurrió a las 9:20 horas de este miércoles, en el Ciber “Mundo Internet”, ubicado en el edificio que se localiza en la avenida “Serdán”, entre las calles 19 y 20, del sector centro.

En ese lugar se localizó sana y salva a Zenyacen Alejandra Ciapara Lugo, de 18 años de edad, hija de la señora Daniela Carolina Lugo Gastélum, empleada de maquilas Tetakawi, de Empalme.

De acuerdo a la versión de la joven, la odisea que le tocó vivir se inició poco antes de las 8:00 horas de hoy, cuando ella recibió una llamada del teléfono 644-175 67 18, de un supuesto comandante Enrique Treviño, alias “Z-42”, quien la amenazó y le dio varias instrucciones, entre ellas que se saliera de clases y fuera a “Ley Express”, ubicado sobre la carretera al “Varadero Nacional”.

En ese lugar el falso comandante le exigió que comprara un chip para teléfono celular y que se fuera hacia el centro, y que empeñara su computadora “Lap Top”, a lo cual ella se negó argumentando que no traía credencial de elector.

Luego de pidieron que se fuera a un ciber del primer cuadro de la ciudad, siendo desde ese momento en que se introdujo al negocio denominado “Mundo Internet”, donde le pidieron que estuviera encendiendo su teléfono cada 20 minutos hasta que la encontraron los policías.

Por su parte la señora Luego Gastélum dijo que a las 8:37 horas recibió una llamada a su teléfono celular mientras se encontraba laborando en maquilas Tetakawi de la vecina ciudad, diciéndole que tenían secuestrada a su hija y le exigían 200 mil pesos para liberarla, caso contrario la matarían.

Ella les señaló que no tenía esa cantidad de dinero, por lo que el supuesto rescate lo bajaron a 50 mil pesos, informándoles ella que solo tenía 9 mil pesos, a lo que el falso secuestrador le dijo que no aceptaban “migajas” y que matarían a su hija, por lo que ella pidió que le dieran tres horas de plazo para conseguir la cantidad solicitada.

Ese tiempo lo aprovechó para denunciar los hechos a la policía de Empalme, siendo a bordo de la patrulla P-039 al mando de Gilberto García que la trasladaron a la comandancia centro, donde narró lo ocurrido y les entregó fotos recientes de su hija, con los resultados ya mencionados.

Castillo Altamirano señaló que a todas las denuncias de este tipo se les da el seguimiento respectivo, sin distingos para nadie, como ha venido sucediendo desde tiempo atrás.

El jefe policiaco hizo un exhorto a la ciudadanía en general para que no se dejen engañar por este tipo de vívales y que si reciben una llamada similar, todo se resuelve cortando la llamada.