POLICIACA

Gracias a un amparo, el exgobernador de Sonora, Gillermo Padrés, saldrá de la cárcel, luego de permanecer más de dos años con auto de formal prisión por los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita y defraudación fiscal.

El juez décimosegundo de distrito de procesos penales federal resolvió otorgarle un auto de formal libertad al considerar que no existen elementos suficientes para procesarlo.

Padrés Elías se vio envuelto en casos de corrupción durante 2015, iniciándole la Procuraduría General de la República una investigación contra él por defraudación fiscal, enriquecimiento ilícito e incumplimiento del deber legal.

Las indagatorias apuntan a que el expanista realizó operaciones con recursos de procedencia ilícita por 8.8 millones de dólares además de desfalcar al erario de Sonora con 30 mil millones de pesos. También se le acusó de conceder contratos irregulares por 10 millones de dólares para supuestamente manufacturar uniformes escolares.

Con información de Milenio