POLICIACA

José Antonio Yépez Ortiz, “el Marro”, es líder del cártel de Santa Rosa de Lima y fue detenido la madrugada de este 02 de agosto en el poblado de Franco Tavera, municipio de Juventino Rosas, Guanajuato; por los delitos de delincuencia organizada y homicidio calificado.

Además de “el Marro”, otras seis personas también fueron detenidas que formaban parte de los grupos delictivos liderados por José Antonio, encargada al robo de hidrocarburo, robo de vehículos, robo de transporte de carga, robo a cajeros automáticos y camiones de valores, venta de sustancias ilegales, secuestros, extorsiones y homicidios.

De acuerdo con datos oficiales, el cártel de Santa Rosa de Lima tiene presencia en 9 municipios de Guanajuato: Silao, Romita, Celaya, Tarimoro, Cortázar, Irapuato, Jerécuaro, Apaseo el Grande y Apaseo el Alto.

José Antonio Yépez Ortiz fue detenido por primera vez en 2008 por los delitos de robo y delincuencia organizada, sin embargo quedó libre luego de pagar una fianza. Luego, en 2014 “el Marro” se integró a las actividades de robo de combustible bajo el mando de David Rogel Figueroa, “el Güero”.

Y tras unos años, en 2017 se convirtió en el líder del grupo que se denominó cártel de Santa Rosa de Lima; en los último días se reveló que este mismo grupo fue el responsable del ataque a un anexo de Irapuato que dejó 26 muertos y que el objetivo era matar a integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Luego de tomar el liderazgo del cártel, José Antonio extendió sus redes por la zona Laja-Bajío, donde se fortaleció como líder del ‘huachicol’; además, declaró la guerra al CJNG por el control de las rutas de robo de combustible en la región y se hizo público que el cártel de “el Marro” es un obstáculo para que el CJNG pase sus drogas de los puertos del Pacífico hasta la frontera de Estados Unidos, pues deben atravesar su territorio.

Sobre su modo de operación, se sabe que el cártel de Santa Rosa de Lima coloca tomas clandestinas en poliductos del ducto Tula-Salamanca, principalmente, pero también afecta otros seis poliductos y de donde extraen combustible de manera ilegal.

En marzo de 2019 el gobierno federal, desde la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, comenzó un operativo llamado Golpe de Timón, con el objetivo de desmantelar al cártel de Santa Rosa de Lima; con ello logró debilitar su centro de operaciones, ubicado en la localidad del mismo nombre, en el municipio de Villagrán.

 

 

 

SDPNoticias