POLICIACA

Águeda Barojas Ontiveros

A bordo de la bestia este sábado llegarán a Empalme unos 600 migrantes centroamericanos que salieron desde el mes pasado del estado de Chiapas en la Caravana Migrante rumbo a la frontera.

Los migrantes, entre ellos, más de 300 mujeres y niños lograron trepar en el tren de Ferromex cargado de chatarra.

El objetivo de la Caravana es ayudar a visibilizar el dramático paso de los centroamericanos por México en su afán por llegar a la frontera norte

Familias enteras de hombres, mujeres y niños, varios de ellos enfermos, partieron a bordo de vagones cargados con desechos reciclables, entre pedazos de vidrios y metales, después de permanecer expuestos al sol en espera de que avanzara el convoy tirado por las máquinas 4650 y 4559.

Irineo Mujica, director de la organización Pueblos Sin Fronteras, dijo que los viajeros tienen el propósito de llegar a la frontera de México con los Estados Unidos y solicitar asilo humanitario al Presidente Donald Trump, pues vienen huyendo de la violencia y pobreza extrema que se vive en sus países.

Este viernes la Caravana salió de Mazatlán, Sinaloa, donde al igual que en otros puntos del país, la gente les dio alimentos y agua.

Se espera que por la noche o madrugada de este sábado lleguen a Empalme.

Irineo Mujica denunció en Mazatlán, que tienen conocimiento que en Sonora quemaron rieles para impedir que la Caravana siga avanzando.