SEMBLANZAS

Stephen Paddock, el atacante de Las Vegas, era un multimillonario que invertía en el sector inmobiliario y solía realizar grandes apuestas en distintos casinos de la ciudad. A pesar de no tener antecedentes policiales, su padre, Benjamin Patrick Paddock, tuvo una historia problemática.

Las noticias de la época dicen que Benjamin Paddock "empleó la violencia al intentar evadir el arresto, y ha sido diagnosticado como psicópata, con posibles tendencias suicidas". Fue recapturado en 1978 en Oregon, donde dirigía una sala de bingo.

Foto: AP
 

El atacante tenía más de 19 rifles y cientos de cartuchos en el cuarto que había ocupado en el hotel Mandalay Bay. Además, las fuerzas de seguridad hallaron en su vivienda otro arsenal de guerra: fusiles de asalto, pistolas automáticas, maxicargadores y más municiones.

La Nación