SEMBLANZAS

La Silla Rota.-Con hepatitis, anemia, deshidratación y dos tobillos quebrados, llegó la pequeña de apenas siete años al consultorio de la doctora Bélgica Acuña quien al verla en ese estado, no se atrevió si quiera a intentar curarle las heridas que tupían su cuerpo y pies de llagas, en ese momento decidió hacer el reporte al 911.

A la menor golpeada brutalmente en la colonia Sahuaro aparentemente por sus padres, no la llevó ninguna tía o familiar a revisión médica, fueron dos vecinas de la tía Brenda quien la recogió de su domicilio la tarde del lunes 31 al percatarse de los golpes, las que llevaron a la niña al consultorio de una farmacia ubicada en Avenida de los Yaquis e Ignacio Salazar, relató la doctora.

"A la niña no la trajo ningún familiar, yo platiqué con ella y me di cuenta que para su edad es una niña muy madura, ella misma me contó que su mamá la golpeaba y como no venía ningún familiar, fue una decisión que tuve que tomar prácticamente sola".

A la médico de 28 años, no le pareció justo que la menor tuviera que regresar a su domicilio en ese estado, por lo que dio aviso a las autoridades y al consultorio acudieron 5 elementos de la policía estatal y una ambulancia que la trasladó al hospital infantil.

En ese momento avisaron a la tía a cargo y los oficiales le pidieron que levantara un acta ante el Ministerio Público en contra de su Hermana.

La doctora reveló que las lesiones que padecía la pequeña de siete años no eran recientes, las cicatrices y heridas abiertas en su cuerpo demostraban que el abuso físico se venía perpetrando desde hace meses, además en el interrogatorio confesó que llevaba días encerrada en una habitación de su casa.

"La niña por lo menos esta vez me dice que tenía varios días ya encerrada y de hecho los moretones de los ojos no son actuales y tenía una herida abierta en su frente, aparte cicatrices en el cuello que se nota que eran ya viejas".

La familia dijo, justificó que la niña se auto golpeaba cuando hacía berrinches y que se lastimaba la cabeza, por eso presentaba severas hematomas.

De acuerdo con la versión que la víctima dio a la doctora, llevaba mucho tiempo sin acudir a la escuela.

La niña nunca lloró, al consultorio llegó y se fue en brazos ya que por las lesiones en sus pies no podía caminar, esta parte del cuerpo era la más afectada físicamente pues a simple vista se apreciaban quemaduras y heridas infectadas.

Al preguntarle cómo le habían causado tales lesiones, la pequeña respondió que con un palo y que la mayoría de las veces fue golpeada por Karina, la mujer que se hacía cargo de ella sin ser su madre biológica, incluso, se refería a ella por su nombre, no como ´mamá´, contó a la doctora que en una ocasión también la pareja de su madre acogiente la golpeó.

"La niña dice que la mamá a excepción del golpe de la cara, la herida que tenía abierta enseguida del ojo, me dijo que había sido German, es que se refería por los nombres hacia ellos".

Este miércoles se llevaría a cabo la primera audiencia de vinculación a proceso en contra de la pareja detenida, pero la doctora no ha sido requerida para dicho asunto.

Cárcel para los padres adoptivos

Cárcel para la pareja que estaba a cargo de la menor de siete años golpeada severamente en Hermosillo, en la Colonia Sahuaro, decretó la jueza Patricia Arvizu este miércoles por la tarde durante la primera audiencia de vinculación a proceso que enfrentaron los presuntos agresores de la niña.

Bajo el delito de Violencia Intrafamiliar y lesiones graves calificadas con alevosía y traición se determinó que los imputados Germán Isaac y Karina Melissa enfrentaran su proceso en prisión preventiva, mientras se desarrolló el juicio y se emite sentencia.

De acuerdo a los elementos de prueba que reunió el ministerio público con la declaración de familiares, la menor y la doctora que la atendió e hizo la denuncia a las autoridades por maltrato físico, la jueza encontró necesario dejar encarcelados a los padres acogientes de la pequeña.

El 31 de julio la niña que sufrió de abuso físico, confesó a la doctora Bélgica Acuña, quien le revisó las múltiples heridas de su cuerpo cuando dos vecinas de una de las tías la llevaron a recibir atención médica, que desde hace tiempo era golpeada por Karina, mujer con la que hace dos años su abuela materna la había dejado a cargo.

La fiscalía general de justicia informó que se dio un plazo de cuatro meses para aportar la información complementaria del casi y dictar la sentencia a los presuntos agresores.

Una penalidad de seis meses a seis años pudiera alcanzar esta pareja, según el Código Penal en el Estado de Sonora en su artículo 234, más la pena por lesiones graves que pudieran poner en riesgo la vida de la menor, pero dicha condena será definida por la jueza.

En esta audiencia, se encontraron como presuntos responsables de estos delitos de violencia intrafamiliar en número de cinco en caso de la mujer y en número de tres en el caso del hombre.

"La menor al momento de ser entrevistada refiere ciertos días en que fue golpeada, obviamente dice quien le provocó esos golpes, quiere decir que por lo menos cinco veces fue golpeada por la mujer y otras tres veces por el hombre", detalló el vocero de la Fiscalía General de Justicia en Sonora Daniel Sinohui.