NOTICIAS

Se acaba el sexenio y sigue imparable el tráfico ilegal de pez Totoaba. En esta ocasión la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) aseguró 16 vejigas natatorias o buches de la especie en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), que tenían como destino la ciudad de Nueva York, Estados Unidos; provenían de Hermosillo, Sonora.

Inspectores de la Profepa adscritos a la terminal aérea atendieron el reporte del personal de Correos de México para hacer la revisión de un paquete que contenía, al parecer, productos pesqueros sujetos a regulación por parte de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Marinos (Semarnat).

El envío con un peso de 8,100 kilogramos contenía mercancías sospechosas similares a pescado, por lo que al abrirlo, en colaboración con elementos de la Policía Federal, se encontraron 16 vejigas natatorias secas equivalentes a 1.270 kilogramos de peso.

Los “buches” se encontraban empaquetados dentro de una bolsa de plástico junto con otras vejigas natatorias secas de una especie sin determinar que pesaban 6,250 kilogramos.

El paquete fue puesto a disposición del Ministerio Público por la Policía Federal para que se realicen las investigaciones pertinentes.

Esta especie se encuentra en la Norma Oficial Mexicana 059 bajo la categoría de “En Peligro de Extinción”

La Totoaba (Totoaba macdonaldi) es una especie de pez que habita solamente en el Golfo de California (endémica) y está incluida en el Apéndice I de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES por sus siglas en inglés), por lo que su movimiento transfronterizo solo se permite con fines de conservación e investigación.

Durante 2018 se han asegurado 806 buches de pez Totoaba, en cuya captura con redes muere asfixiada la vaquita marina, la cual se encuentra en peligro del mundo.

Excélsior