LOCAL

Inspectores de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) realizaron el peritaje de un cargamento de más de 20 mil pepinos de mar que era transportado por una empresa de paquetería, mismo que quedó a disposición de la autoridad responsable.

En un comunicado, la autoridad ambiental detalló que los 130 kilogramos del equinodermo fueron detectados por elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) cuando eran transportados en el municipio de San Luis Río Colorado, Sonora.

Al recibir el reporte, indicó la procuraduría, inspectores de la dependencia acudieron de inmediato para dictaminar el producto marino, contenido en cinco cajas que trasladaba un camión de una empresa de paquetería con destino a Mexicali, Baja California, procedente de Guaymas, Sonora.

Las autoridades de la Profepa determinaron que se trataba de pepinos de mar, especie que se encuentra bajo la categoría de sujeto a protección especial, conforme a la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010.

Tanto el conductor como el producto fueron puestos a disposición del Ministerio Público, donde el personal especializado de la Profepa abrió las cajas y encontró, tan sólo en una, 5 mil 351 piezas del equinodermo.

Debido a que la persona que los transportaba no acreditó la legal procedencia del pepino de mar, ese producto quedó bajo resguardo de la Procuraduría General de la República (PGR).

La Profepa puntualizó que un particular presentó documentación irregular con la que pretendió reclamar el producto, pero no acreditó la legal procedencia del recurso marino.

Notimex