NOTICIAS

Águeda Barojas Ontiveros

Julio Torres, salió de Nicaragua con la firme idea de derribar los muros mentales que atentan contra los seres humanos.

Estamos tratando de escalar montañas para derribar muros, dijo esta madrugada en la estación de Ferromex de Empalme.

A las 3:40 de la madrugada de este sábado Julio llegó en el tren de Ferromex junto con más de 400 migrantes que integran la Caravana del Viacrucis Migrante 2018.

El migrante nicaragüense, al igual que sus compañeros lleva casi un mes de camino.

Su meta es llegar a Estados Unidos en busca del llamado sueño americano.

Julio, quien en Nicaragua trabajaba como operador de camión de carga dijo que no es posible que en pleno siglo XXl el hombre este construyendo muros para detener a los hombres.

Es la primera vez que intenta entrar a Estados Unidos, sino lo logra, por lo menos habrá conseguido crear conciencia y abrir paso a las nuevas generaciones de seres humanos que quieren seguir movilizándose con libertad en el mundo, comentó.

Creo que si se puede, todo está en la mente, creo que todos unidos somos capaces de realizar grandes proesas, lo ha demostrado la historia, este es un momento que se nos presenta un reto y creo que vamos a conseguir nuestro propósito de alguna manera, dijo.

Antes de partir de la estación del ferrocarril de Empalme, julio manifestó que no es posible que en los albores del siglo XXl el hombre este construyendo muros para detener a los hombres, es contradictorio la posición del gobierno de Estados Unidos cuando luchaba y hablaba de que Alemania y Berlín no podía estar dividido en dos y ellos fueron ante el mundo y clamaron para que ese muro se derribara, ahora ellos son los que están construyendo un muro entre México y el resto de América Latina y Estados Unidos.

“Creo firmemente de que esto es una contradicción ante la política democrática de Estados Unidos, ellos mismo están diciendo entonces que son una nación fascista porque quieren construir un muro”, agregó.

Dijo que al igual que los más de 600 migrantes que vienen en la caravana, salió de su país en busca de mejores oportunidades.

La mayoría de los países centroamericanos, comentó, tienen los mismo problemas, en cuanto a la situación económica, nuestro salario nunca está en compensación con nuestras necesidades básicas y elementales.

Esa necesidad es la que nos impulsa buscar y a abrir nuevas fronteras en este mundo donde vivimos.

Creemos firmemente que somos por voluntad divina ciudadanos del mundo, Dios creo al hombre y lo puso en la tierra y esa tierra no tiene dueños para decir este es el país tal o esto me pertenece a mi, por lo tanto debemos tener la libertad de movilizarnos a cualquier lugar que nosotros estimemos conveniente.

Creo que lo único que tenemos que hacer es entender qué hacer para derribar esos esos muros que hemos construido en nuestras mentes.

Tenemos que escalar a esa montaña divina para poder ver las cosas desde esa perspectiva, creo que los seres humanos se deben llenar el corazón de amor y de fe para poder conquistar ese mundo que Dios les dio.

¿Crees que Donald Trump cambie su política hacia los migrantes?

Una persona egoísta, que vive saciando únicamente sus intereses personales difícilmente cambiará de actitud y él está empecinado en satisfacer ese ego y ese ego que tiene es como el agujero negro del espacio, imposible de llenar y lo único que lo llena son sus deseos.

Su mentalidad está fuera de razón y de lógica, tal vez esos agujeros negros en el espacio tengan una razón de ser, pero la actitud de él es completamente negativa porque se está volcando contra los seres humanos por lo que es una actitud conducida a la autodestrucción.

¿Crees que es un crimen de lesa humanidad lo que está haciendo Donald Trump?

Por supuesto que sí, es lo mismo que hicieron los Nazis, lanzarse en contra de una raza determinada con el objetivo de esclavizarlos, en estos tiempos es una esclavitud moderna donde tenemos un salario mísero que no alcanza para satisfacer nuestras necesidades básicas.

Es el mismo crimen, no hay ninguna diferencia. Esperemos que algún día cambie pero es imposible para un monstruo como ese, la única manera de conseguirlo es eliminando a esos monstruos.

Deberíamos construir una guillotina estilo Francia para poder eliminarlo pero como supuestamente estamos en un siglo moderno y hablamos de tecnológica, de ciencia y de que somos hombres civilizados, sin embargo, acechamos a otras criaturas de nuestro genero y los orillamos a soportar hambre, y miseria.

Cómo entonces los Estados Unidos hablan de derechos humanos y presiona a muchas naciones a que los respeten porque no empiezan a respetar nuestros derechos y dejan de alimentar a esos títeres que mantienen en el poder para satisfacer únicamente sus necesidades ambiciosas de recursos naturales. Deben cambiar drásticamente para que podamos coexistir en este planeta.

Estar lejos de la familia es como arrancarle a uno un pedazo de corazón

Tengo mis hijas ya son adultas, pero aún así es difícil, uno quisiera estar todo el tiempo con la familia hasta que uno sucumba en esta peregrinación por este mundo, pero de todas maneras es doloroso, es como arrancarle a uno un pedazo del corazón, pero así es la vida, siempre tenemos que hacer un sacrificio para poder cumplir nuestras metas.

¿Qué pasa si no logras entrar a Estados Unidos?

Hemos dado una lección de un sueño de que sino lo alcanzamos nosotros las futuras generaciones lo van a hacer.

Vale la pena, creo que esto es el sacrificio que cada uno de nosotros tiene que aportar, si todos nos uniéramos como nos hemos unido en este momento las cosas cambiarían en este planeta, los seres humanos tuvieran un derecho más digno, más humano.