LOCAL

Mañana martes el presidente municipal de Guaymas someterá a Cabildo una propuesta general del proyecto Prolumina, para que dicha propuesta únicamente sea enviada a Tesorería Municipal, que es la dependencia facultada para autorizar si este proyecto cumple con los requisitos que se refieren en la Ley de Asociaciones Público – Privadas del Estado de Sonora.

Así lo afirmó el asesor jurídico del Ayuntamiento de Guaymas, Carlos Mexia Osuna, quien aseguró que de ninguna manera se trata de la aprobación del proyecto de luminarias.

"No se va a aprobar ningún proyecto, ni se va a aprobar ningún contrato, mucho menos se va a endeudar a Guaymas", aseguró.

Dijo que en esta etapa se pueden hacer observaciones y modificaciones al proyecto de alumbrado público, para garantizar la viabilidad técnica del mismo.

Esta propuesta tiene como objetivo modernizar el sistema de alumbrado público, cambiando las luminarias por tecnología led que tienen un consumo energético menor a las lámparas que actualmente están instaladas y sin adquirir ningún tipo de deuda para el municipio ni comprometer las participaciones federales y/o estatales.

El mudar a una tecnología LED es una tendencia que se viene dando a nivel mundial en muchas ciudades, porque es una tecnología más amigable con el medio ambiente y genera ahorros del 60% y hasta más en el gasto de energía eléctrica.

"Una vez que se llegara a autorizar el proyecto, éste tiene que volver a Cabildo para que sea nuevamente autorizado y, en dado caso, aprobado por los regidores. Luego pasaría al Congreso del Estado para que sea revisado de nuevo y aprobado definitivamente por los diputados"

En síntesis, dijo, Lo que se estará sometiendo a aprobación de los regidores el día de mañana, es solamente que se envíe el proyecto al Tesorero Municipal para los efectos del artículo 19, de la Ley de Asociaciones Público – Privadas, en relación con el 23 de esa misma ley, el sexto fracción segunda y primera de dicha ley.

*Ventajas de iluminar las ciudades con tecnología LED:*

- No se contrata ni un peso de deuda ni se comprometen participaciones de ningún tipo por parte del Ayuntamiento. El proyecto se paga con nuestro presupuesto energético, que está compuesto de dos grandes rubros, el Derecho de Alumbrado Público (DAP) y otros ingresos propios del municipio con lo que se alcanza a pagar la facturación de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

- La tecnología LED que se instalaría te genera un ahorro de por lo menos el 60% de consumo de energía eléctrica, esto garantizado por la empresa que ofrece el servicio y avalado por la Comisión Federal de Electricidad (CFE).  

- A la empresa no se le va a pagar ni un peso mientras la CFE no reconozca los ahorros que se están dando con la instalación de la nueva tecnología LED en el alumbrado público. 

- Dentro de los requisitos que se proponen en el contrato con el municipio de Guaymas, es que las luminarias que sean instaladas en la ciudad deberán cumplir con todas las normas oficiales mexicanas, y que a su vez hayan pasado por los laboratorios de prueba de la CFE, para que efectivamente se pueda reconocer ese ahorro del 60%.

- La empresa está obligada a abrir una oficina de atención ciudadana en Guaymas y para agilizar los procesos mantenimiento de las lámparas que serían instaladas en la ciudad.

- El mantenimiento por diez años de las luminarias y del cambio de las mismas, quedará a cargo del proveedor, es decir, el Ayuntamiento no pagará ni un peso por las luminarias que se tengan que cambiar por desgaste en los próximos diez años, a partir de que se inicie con este contrato.

- Este no es un contrato ventajoso para el proveedor, tan es así que las condiciones las está poniendo el propio Ayuntamiento de Guaymas, y es por ello que se abrieron foros informativos con expertos en la materia, para abrir la información a la ciudadanía en general. En estos foros participaron empresarios, académicos, maestros, vecinos de diferentes colonias, sociedad civil organizada, etc. 

- Como comunidad estamos obligados a entrarle al tema de la eficiencia energética y al cuidado del medio ambiente, tal como lo marcan los leyes y tratados internacionales a los que México está suscrito.