NOTICIAS

La OMS recomendó el miércoles “no utilizar la ivermectina” para los pacientes de COVID-19, excepto en los ensayos clínicos, según un comunicado de la organización.

La ivermectina es un medicamento antiparasitario de uso común que se promociona mucho en las redes sociales pero según el grupo de expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), los datos de los estudios clínicos para medir su eficacia contra el covid-19 no han dado resultados concluyentes.

“Nuestra recomendación es no utilizar la ivermectina para los pacientes con covid-19, independientemente del nivel de gravedad o de la duración de los síntomas”, dijo Janet Díaz, jefa del equipo de respuesta clínica al covid-19 de la agencia de la ONU, en una rueda de prensa.

Subrayó que la única excepción a esta recomendación, basada en el estado actual de la investigación, es para los ensayos clínicos. 

Los expertos de la OMS extrajeron sus conclusiones de un total de 16 ensayos clínicos aleatorios con 2.400 participantes, pero algunos de estos ensayos comparaban la ivermectina con otros medicamentos.  

El número de estudios que permiten comparar la ivermectina con el placebo “es mucho menor”, dijo el doctor Bram Rochwerg, investigador de la Universidad McMaster de Canadá y miembro del panel de la OMS que realizó la evaluación. 

Tanto Díaz como Rochwerg dijeron que las recomendaciones son “vivas” y se actualizarán a medida que las nuevas investigaciones confirmen o amplíen el estado actual de los conocimientos.

La recomendación de la OMS, la primera sobre la ivermectina, se suma a la de la Agencia Europea del Medicamento, que, al igual que la OMS, no recomienda su uso salvo en ensayos clínicos.

Su homóloga estadounidense, la FDA, explica en su página web por qué no debe utilizarse la ivermectina. 

A finales de enero especialistas de salud en México pidieron evitar el uso de la ivermectina como tratamiento contra el COVID-19, pero la Secretaría de Salud de la Ciudad de México (SEDESA) reviró, y afirmó que su uso es seguro y eficaz.

La Comisión Coordinadora de Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad (CINSHAE) informó el 29 de enero que ante la ausencia de evidencia científica era preferible suspender su aplicación como tratamiento para la enfermedad causada por el virus SARS-CoV-2 en cualquiera de sus etapas”. Sin embargo,  Oliva López Arellano, secretaria de Salud de la CDMX, dijo horas más tarde que seguirá utilizándose como tratamiento en la capital.