NOTICIAS

Derivado de la caída de los ingresos y la pérdida de empleos por la pandemia por COVID-19, para este 2020 se estima que en Sonora se incremente en 210 mil el número de personas en pobreza con respecto a 2018, lo que representará un incremento superior al 24 por ciento; es decir que de 863 mil pobres pasaría a un millón 73, indicó Manuel Puebla Espinoza de los Monteros.

En su comparecencia ante la Comisión Especial COVID-19 del Congreso del Estado el secretario de Desarrollo Social en la entidad, puntualizó que de 782 mil sonorenses en pobreza moderada registrados hasta 2018 pasaría a 973 mil; y la pobreza extrema se incrementaría de 80 mil a 100 mil personas.

“Independientemente de los factores que se puedan atacar en la vivienda, la energía eléctrica, en el hacinamiento, en el drenaje y en el servicio sanitario, independientemente de cómo ataquemos ese tipo de indicadores si hay caída en el ingreso de las familias se vuelve en automático una caída por debajo de la línea de ingreso y pasan a engrosar las filas de la pobreza moderada o pobreza extrema”, expuso.

 Ante este escenario, dijo que en la etapa posterior al confinamiento la política social del estado habrá de orientarse con mayor precisión a la atención de las carencias cuyas brechas de desigualdad han quedado de manifiesto aún más con la pandemia.

 

 

 

Uniradio