NOTICIAS

“Si el municipio de Guaymas fuera una empresa debería estar cerrada, así de fácil”, expresó esta mañana en Reporte 100 de Uniradio Noticias Lorenzo de Cima Dworak.

El presidente municipal de Guaymas comentó lo que calificó como una grave situación, donde el Ayuntamiento tiene 225 demandas laborales que viene arrastrando de otras administraciones y donde ya le han sido embargadas algunas cuentas bancarias.

“Estamos padeciendo la herencia de malos litigios, de la irresponsabilidad no de una, aunque es muy marcada la de la anterior, sino de otras administraciones, porque es muy fácil, no es mi negocio, lo dejo correr y ahí que venga el que sigue y a ver qué hace con ello y eso es muy grave”.

No son únicamente demandas laborales las que enfrentan, agregó De Cima, sino también civiles, mercantiles y hasta agrarias.

Anadió que va a someter al Cabildo del puerto una contingencia económica por esta problemática, donde la deuda es cercana a los 500 millones de pesos y no se tienen recursos para salir adelante.

“Una deuda adquirida irresponsablemente, porque el municipio no estaba en condiciones de que le prestaran 315 millones en el 2013, en la administración anterior, entonces sí está complicado”.

“Trabajamos con muchas ganas son 240 amortizaciones del crédito de los 315 millones de pesos en los cuales está amarrado el Ramo 28 hasta el 50% porque es lo que permite la ley, de aquí a dos administraciones no va a alcanzar el Ramo 28 ese cincuenta por ciento, ¿de dónde va a pagar el municipio de Guaymas si no tiene recursos propios para solventar ese compromiso que adquirió?, son situaciones de irresponsabilidad, yo no he andado llorando, no he andado haciendo alharaca de toda la situación, en su momento se tienen que deslindar las responsabilidades correspondientes”, señaló.

El alcalde de Guaymas mencionó que las responsabilidades de la situación que hoy enfrenta el municipio apuntan hacia quienes “tuvieron que ver con firmar contratos que nunca debieron haber firmado y desde luego es muy puntual, algunos de la administración pasada, otros de una o dos administraciones anteriores”.

La deuda actual del Ayuntamiento es por alrededor de 500 millones de pesos y por eso se trabaja para buscar fondos contingentes tocando las puertas de las dependencias donde existe la posibilidad de que se den esos apoyos, indicó.

DOSSIER POLITICO