NOTICIAS

Águeda Barojas Ontiveros

Obligada por la presión ejercida de parte de regidores de oposición, incluyendo a los del PRI, la presidenta municipal, Sara Valle Dessens, sometió a consideración del Cabildo la aprobación para solicitarle al Gobierno del Estado la declaratoria de emergencia ante el colapso del sistema de drenaje en la ciudad.

Por primera vez en un año y tres meses la alcaldesa rompió el molde y aceptó someter a consideración del Cabildo un punto que no estaba en la convocatoria.

Y es que desde que empezó la sesión de Cabildo de este martes, los regidores Ernesto Uribe Corona y José Luis Portillo Liera, reclamaron la falta de interés del gobierno municipal por los graves problemas de la ciudad, entre ellos, el derrame de aguas negras y los baches.

Los regidores del PRI, Jesús Olmedo y Daniel Cardoso, secundaron el reclamo y dijeron que ahora que ya se acabó el Tour de Francia es tiempo de que se pongan a trabajar en los grandes problemas de la ciudad, como el drenaje.

“Necesitamos que se declare una emergencia, Guaymas tiene un grave problema de salud, hay que hacer un llamado al Secretario de Salud, a la Gobernadora, a quien se le tenga qué hacer, pero necesitamos alzar la voz”, dijeron.

Ante el posicionamiento de los regidores la alcaldesa sometió a consideración del Cabildo un punto de acuerdo para solicitarle al gobierno del Estado una declaratoria de emergencia por el derrame de aguas negras.

El punto fue aprobado por todos los integrantes del Ayuntamiento.