NOTICIAS

La agresión contra Adeline y su hijo nonato ocurrió el 26 de febrero de 2015 cuando en una reunión con amigos, Adeline y Raúl Antonio “N.”, su pareja sentimental, iniciaron una discusión.

Adeline tenía aproximadamente 7 meses de gestación, pero eso no le importó a su agresor, quien durante el altercado sacó un arma de fuego y le disparó en la cabeza a Adeline, quien perdió la vida instantáneamente y por consiguiente su hijo al no recibir auxilio.

37 años 3 meses de prisión fue la sentencia que el Juez otorgó a Raúl Antonio “N.” por los delitos de feminicidio contra su pareja y aborto de su hijo en gestación, derivado de una agresión con arma de fuego.

Además de la sentencia condenatoria, el Juez Primero de Primera Instancia de lo Penal del Distrito Judicial de Guaymas estableció al hoy sentenciado una multa por $43,672.30 pesos y el pago por reparación de daño por el monto de $11,776.80 pesos.

Pero Raúl Antonio “N.” no estuvo sólo durante la agresión a su pareja, José Ramón “N.” fue testigo presencial de asesinato de Adeline y no hizo nada para impedirlo, ni para auxiliarla, por lo que recibió una sentencia por parte del Juez de 41 años 4 meses y 24 días de prisión, ya que adicional a los delitos de feminicidio y aborto, incurrió en tentativa de homicidio contra funcionarios públicos y resistencia de particulares, esto significa que, utilizando violencia física o moral, se opuso a que los agentes investigadores realizaran sus funciones.

Por tales delitos, José Ramón “N.” debe cubrir una multa por $52,434.80 pesos, el pago de $11,776.80 pesos por reparación de daño en el caso de la muerte de Adeline y producto gestante, y la cantidad de $6,799.70 pesos por la reparación del daño moral por el delito de tentativa de homicidio en perjuicio de Tomás Efraín “N.” un elemento de la entonces Policía Estatal Investigadora (PEI), hoy AMIC.

Asimismo, ambos sentenciados debe realizar el pago por la cantidad de $15,700.00 pesos por concepto de servicios funerarios como parte de la reparación de daño material.

El asesinato de Adeline y la interrupción de su embarazo ocurrieron en la madrugada del 26 de febrero de 2015.

Adeline mantenía una relación con Raúl Antonio “N.”; producto de ese romance la pareja estaba esperando un hijo, ella tenía aproximadamente 28 semanas de gestación (7 meses), sin embargo, la madrugada del 26 de febrero de 2015 la historia dio un vuelco y tuvo un trágico final.

La pareja se encontraba conviviendo con unos amigos en un domicilio ubicado en la colonia Niza de Guaymas, cuando Adeline y Raúl Antonio “N.” iniciaron una discusión que fue subiendo de tono y terminó en tragedia.

Fue alrededor de la 1.30 horas de la mañana cuando Raúl Antonio “N.” y Adeline mantenían la discusión, no obstante, para ponerle punto final a la misma, Raúl Antonio “N.” sacó un arma de fuego y le disparó en la cabeza a su pareja, sin importarle nada, incluso la vida del hijo de ambos que ella llevaba en su vientre.

Adeline murió instantáneamente, el embarazo se interrumpió y su producto en gestación murió debido a los días que tardaron en encontrar el cuerpo de la víctima.

Un testigo de todo lo ocurrido fue José Ramón “N.”, amigo de la pareja, no obstante, al encontrarse en el sitio no hizo nada para impedir la agresión o para salvar la vida de la víctima o del bebé, por lo que su conducta fue catalogada por el Juez como punible.

El 04 de marzo de 2015, días después del deceso de Adeline y su hijo, José Ramón “N.”, el testigo presencial, trató de privar de la vida a un Agente Ministerial de Investigación Criminal (AMIC), antes PEI, quien lo perseguía en cumplimiento de una orden de investigación sobre otro hecho delictivo en el que estaba siendo imputado.

Al percatarse de que era seguido por el elemento AMIC, José Ramón “N.” accionó un arma calibre .22 marca Edge que tenía en su poder y disparó contra del agente con la intención de privarlo de la vida para detener la persecución, pero no logró su cometido, en virtud de que el Agente, al verse en peligro inminente, evadió los impactos de bala accionando su arma de cargo oficial e impactando a José Ramón “N.” en su hombro izquierdo, quien soltó el arma y cayó al suelo.

El 13 de marzo de 2015 personal de la Fiscalía General de Justicia (FGJE) obtuvo la orden de aprehensión contra los homicidas de Adeline en estado de gestación, fueron capturados y el 19 de marzo se dictó el auto de formal prisión contra José Ramón “N.” por los delitos de feminicidio, aborto, homicidio en grado de tentativa contra funcionarios públicos y resistencia de particulares.

Por su parte, el 21 de marzo de 2015 Raúl Antonio “N.” quedó formalmente preso por los delitos de feminicidio y aborto.
Con múltiples elementos científicos de prueba aportados por personal de la FGJE, el Juez dictó la sentencia condenatoria para ambos, quedando establecida una permanencia en prisión por más de 41 años para José Ramón “N.” y más 37 años para Raúl Antonio “N.”