NOTICIAS

Águeda Barojas Ontiveros

Elementos de la SEDENA comisionados en Empalme balearon esta madrugada el carro que conducía el hijo de Mario Osorio, un comerciante muy conocido en la ciudad.

Los hechos ocurrieron a las 5:00 horas de este domingo, cuando el joven circulaba por la colonia Moderna y estaba a tres cuadras de llegar a su casa.

Los militares hicieron el alto al conductor, quien por temor detuvo su marcha hasta llegar a su casa y fue en ese momento que los militares realizaron disparos contra el vehículo Ford Lobo, color blanco, modelo reciente.

Uno de los impactos entró por el vidrio trasero de la pick up y salió frente al volante.

El conductor se agachó y evitó el impacto pero resultó con una herida en el cuello.

Otros dos impactos fueron en la puerta del conductor, quien salió corriendo de la unidad y se metió a su casa.

Al salir su padre a ver qué sucedía ocho soldados lo encañonaron y no fue hasta que llegó la Policía Municipal de Empalme, que los soldados bajaron la guardia.

Los elementos policiacos les explicaron que se trataba de una familia muy conocida en Empalme, dedicada a la ganadería y al comercio.

Cabe recordar que el padre de la víctima fue director de Servicios Públicos municipales en la administración panista de Javier Caraveo y Héctor Laguna.

SEDENA piden perdón

Esta mañana un jefe militar de la Cuarta Zona Militar de Hermosillo arribó a Empalme a bordo de un helicóptero y se entrevistó con la familia agraviada.

El jefe militar pidió disculpas y se comprometió a reparar los daños en el vehículo.