NOTICIAS

Este miércoles 30 de octubre en la Ciudad de México, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, entregó el máximo reconocimiento que concede el gobierno federal a la investigación criminológica al maestro Antonio de Jesús Barragán Bórquez, quien nació en Guaymas y es egresado de la Licenciatura en Sociología de la UNISON y de la maestría en Ciencias Sociales del Colegio de Sonora.

Con el tema “Adolescentes sicarios en internamiento: reflexiones para su detección y tratamiento”, se hizo acreedor al primer premio del 6º. Concurso Nacional de Investigaciones Criminológicas, convocado por el Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana y el Consejo Nacional de Seguridad del Gobierno de México.

En dicho trabajo, el Maestro Antonio de Jesús Barragán Bórquez, a partir de las doctrinas más avanzadas en el estudio del fenómeno delincuencial explora las carencias y deficiencias del sistema penitenciario en la detección de conductas punibles graves y que por ende complican la readaptación y reinserción social de los adolescentes en conflicto con la ley.

Advierte en dicho estudio que el sicariato es una de las conductas más reprochables en cuanto delincuencia juvenil se refiere y hace notar la carencia de dicha figura como tipo penal propio, aspectos a tomar en cuenta en una política criminal que se precie de eficaz.

El Departamento de Investigaciones Criminológicas de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana del gobierno federal, se encargó de entregar el reconocimiento a partir del análisis de los trabajos presentados ante el jurado calificador integrado por destacados especialistas e investigadores como la Doctora Emma Mendoza Bremauntz, Profesora de la Facultad de Derecho de la UNAM; la Maestra María Sierra Pacheco, Profesora Investigadora del Instituto Nacional de Ciencias Penales (INACIPE); la Doctora Patricia Martínez Lanz, Directora del Centro de Investigaciones Interdisciplinarias y Coordinadora del Doctorado en Investigaciones Interdisciplinarias de la Universidad Anáhuac “Norte”; el Doctor Martín Gabriel Barrón Cruz, Profesor Investigador del Instituto Nacional de Ciencias Penales (INACIPE) y el Doctor Mauricio Moreno Vargas, Académico de la Universidad Anáhuac “Norte”.

El maestro Barragán Bórquez, es pionero en estudios de sociología criminal en la entidad, además de ser investigador de campo en seguridad pública, experto en sicariato juvenil, tema sobre el cual publicó en 2015 el artículo “El sicariato juvenil: de la ausencia a la realidad”, en la revista Iter Criminis del Instituto Nacional de Ciencias Penales (Inacipe) de la entonces PGR (hoy Fiscalía General de la República), también es autor del artículo de fondo “Sonora no es Tamaulipas”, sobre el impacto de la violencia criminal en esas entidades.

En noviembre de 2016 publicó en el periódico de circulación estatal Expreso “El cambio en la violencia criminal: el caso de Guaymas, Sonora”, primera y segunda parte. También publicó “Observando entre la niebla: sicarios en el Sistema de Justicia para Adolescentes del Estado de Sonora”, en la Revista de Investigación Académica Sin Frontera No. 29 (2016); ha sido el único sonorense citado en el Informe de la CNDH sobre delincuencia adolescente correspondiente al año 2017. Conjuntamente con el Doctor Juan Poom Medina, actual rector del Colegio de Sonora, emprendió estudios en materia de seguridad pública sobre el impacto de conductas delictivas en Sonora.

Fue uno de los contados mexicanos asistentes al Foro Diálogos de Saberes de la Asociación de Estudios Latinoamericanos (LASA) celebrado en Lima, Perú en 2017, en donde participó con el trabajo “Inocencia pérdida: apropiación y reproducción cultural de los sicarios menores de edad”, dentro del panel “Etnografías del narcotráfico y la violencia en México”.

Actualmente funge como director de la Academia de Criminología de la Asociación Nacional de Abogados Democráticos (ANAD) Sección Guaymas y cursa el doctorado en Desarrollo Regional en el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) de Hermosillo, Sonora, en donde se enfoca en el estudio de los efectos psicosociales de la violencia.

Boletín de prensa