NOTICIAS

Águeda Barojas Ontiveros

A casi ocho meses del gobierno que encabeza Sara Valle Dessens seis funcionarios municipales han renunciado a su cargo y uno más lo hizo solo de manera verbal pero finalmente no se fue.

El primero en renunciar fue Jesús Osuna Agramont, quien ocupó un día el cargo en la Contraloría Municipal.

El segundo fue Daniel Morales Pardini, quien dejó el cargo de Comisario de Seguridad Pública luego del homicidio de cinco policías municipales.

Le siguió el director del CMCOP, quien alegó en su renuncia falta de apoyo para la dependencia.

Después presentó la “renuncia” Santiago Luna García, cuñado de la presidenta municipal.

En medio de cuestionamientos por el sueldo, la falta de apoyo y observaciones del ISAF, también renunció Aracely Ramos Montiel, quien ocupaba la dirección del Instituto Municipal de Pesca.

A Ramos Montiel le siguió el director del Instituto Municipal Indigenista, quien también presentó la renuncia, según confirmó este día Valle Dessens.

Debido a los conflictos que se viven dentro de la administración municipal, se sabe que el Síndico Procurador, Martín Ruelas Velderrain, también intentó “tirar la toalla”.

Como se sabe el Instituto Superior de Auditoria y Fiscalización (ISAF) pidió al Ayuntamiento de Guaymas solventar la observación que tiene que ver con la esposa y cuñada del regidor Manuel Arturo Lomelí Cervantes, sin embargo, a la fecha aún no dejan de laborar en el Ayuntamiento de Guaymas.

En respuesta a la observación del ISAF, el edil morenista promovió una denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción contra la gobernadora del Estado, Claudia Pavlovich.

Este día la presidenta Sara Valle Dessens, dijo que en la primera semana de mayo habrá enroques y salidas.

“Son necesarios y urgentes estas transformaciones, estamos analizando qué es lo que más le conviene a la administración municipal, lo que queremos es que se haga más eficiente la administración”, agregó.