NOTICIAS

Águeda Barojas Ontiveros

Una trabajadora de limpieza del Mercado Municipal de Guaymas rompió el silencio y acusó a Ulises Valenzuela, encargado del Viejo Parian de acoso sexual y laboral.

El funcionario fue enviado al Mercado Municipal debido a que en ninguna otra dependencia lo querían por prepotente, según escribió en un chat de funcionarios, el Oficial Mayor, Luis Gaxiola.

La víctima, una mujer que tiene tres años y medio realizando la limpieza en el Mercado narró a El Portal de la Noticia, que cuando llegó a ese cargo Ulises Valenzuela Robles, comenzó su infierno.

Con lágrimas en los ojos contó que desde hace aproximadamente un mes vive un infierno, pero por temor a perder su trabajo no quiso decir nada.

La empleada sindicalizada mencionó que todo comenzó cuando le pidió que limpiara su oficina.

“Entré a limpiar su oficina y de repente me jaló con fuerza, me pegó a su cuerpo y me dijo, ahora si te voy a tronar todos tus huesos”, comentó.

Dijo que inmediatamente lo rechazó y desde entonces no ha dejado de gritarle, de hostigarla y de amenazarla, algo que no ocurre con el resto de las trabajadoras a quienes trata de otra manera.

“Me dijo que yo podía ganar lo que yo quisiera, empezó a querer convencerme con esas artimañas y cuando vio que no cedí comenzó el infierno, los malos tratos y ya no soporto más”, mencionó.

Contó que en una ocasión le pidió permiso para acudir a una cita médica y aunque le dio el permiso le pidió que le justificara la salida con la firma del director del hospital.

“Para todo me pone trabas, se la pasa vigilándome, llamándome por teléfono, diciéndome que no limpio bien, que no me debo mover de mi lugar, que no tengo derechos de nada”, comentó.

Esta mañana Valenzuela Robles amenazó con levantarle un acta administrativa y con ponerla a disposición de Recuros Humanos.

“Yo no quería decir nada por miedo a perder mi trabajo, ni siquiera lo he comentado con el Sindicato, hoy pienso decirles lo que está pasando porque el acoso ya se convirtió en un infierno para mi”, manifestó.

A petición de la víctima omitimos su nombre.

Cabe destacar que es el mismo funcionario acusado de acosar a las vendedoras de la etnia yaqui, a quienes pretendía mover del espacio que tienen en el Mercado Municipal desde hace más de 30 años.