NOTICIAS

La Jornada

Guaymas, Son.- En cuanto asumió la alcaldía del puerto de Guaymas, Sara Valle Dessens, del partido Morena, nombró tesorero a su cuñado, Santiago Luna García, lo que contraviene el compromiso del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, de que los funcionarios de su partido no incurrirían en nepotismo.

La Ley de Gobierno y Administración Municipal de Sonora prohíbe a un alcalde tener parientes en cargos públicos, norma que Valle Dessens ignoró por segunda ocasión. La primera vez que encabezó este municipio, en 1997, entregó a su cuñado la secretaría del ayuntamiento.

Luna García obtuvo 13 votos –incluido el de Valle Dessens– para rendir protesta como tesorero de Guaymas. José Luis Portillo Liera, regidor por Morena, rechazó la decisión y señaló que se está incurriendo en la ilegalidad que se ha criticado a administraciones anteriores.

Agregó que Luna García entregó una carta apócrifa para demostrar su residencia en el puerto. ‘‘Los guaymenses nos conocemos y sabemos perfectamente que no vive ni ha vivido en esta ciudad’’.

Luego de tomar protesta al Cuerpo Colegiado de Cabildo, Valle Dessens encabezó una sesión extraordinaria para nombrar al secretario del ayuntamiento, así como al tesorero, al contralor y al comandante de seguridad pública.

Portillo Liera sostuvo: ‘‘Sara Valle empezó mal, y aunque haya ganado a por Morena, como regidor me comprometo a señalar cada arbitrariedad que se presente’’.

Además de colaborar con Valle Dessens como secretario del ayuntamiento, Santiago Luna es su representante legal desde hace meses, a raíz de una denuncia que presentó en su contra Ernesto Uribe Corona, quien contendió como candidato independiente a la presidencia municipal en las elecciones de julio pasado y la acusa de haber realizado actos anticipados de campaña