NOTICIAS

Tomado de Dossierpolitico
 
La Fiscalía General de Justicia en el Estado informó que el presunto homicida de la historiadora y luchadora social, Raquel Norma Padilla Ramos habría sido pareja sentimental de la víctima y que enfrentar proceso penal por el delito de feminicidio de sostenerse la hipótesis que existe hasta hoy y una vez que el presunto victimario se recupere de las lesiones corporales que presenta, las cuales la autoridad ministerial investiga cómo y quién se las provocó.
 
De acuerdo a versión de la FGJE, El presunto feminicida fue detenido en flagrancia delictiva en la vivienda que ocupaba la víctima ubicada en la comunidad de El Sauz, municipio de Ures, Sonora. Al momento de ser asegurado, presunto agresor presentaba heridas punzocortantes en su cuerpo, al parecer, provocadas con la misma arma blanca utilizada para privar de la vida a la historiadora y luchadora social.
 
Según se desprende de las imágenes y textos publicados en la página de Facebook de la malograda luchadora social Raquel Padilla Ramos mantenía una relación amorosa estable y cálida con Armando Rodríguez Castro, a quien conoció a través de esa misma comunidad digital en el año 2014 y en ese tiempo iniciaron una relación sentimental, todo hace indicar, sobrellevada de manera armoniosa hasta el día de los fatales hechos.
 
De resultar responsable de la imputación que le hace la Fiscalía de Justicia de Sonora, el agresor podría enfrentar un proceso penal por el delito de feminicidio y otros que contravienen la ley de protección a niños, niñas y adolescentes, dado que el testigo presencial de los hechos es menor de edad y al parecer, recibió un golpe del agresor durante el ataque a la luchadora social, hechos que investiga la Fiscalía con asistencia de psicólogos y especialistas.
 
La FGJE no explicó si el testigo menor de edad presenta lesiones graves o si existe una relación sanguínea de este con la víctima, ni da cuenta si las heridas que registra el presunto feminicida fueron autoprovocadas, pero adelanta que en el lugar donde sucedieron los hechos se encontraron leyendas plasmadas en el piso de la vivienda donde se dieron los hechos y que los peritos analizan para determinar lo conducente.
 
“Personal de Medicina Legal de la Fiscalía realiza el procesamiento de los datos de prueba, entre los que se incluyen un arma blanca y la ropa que vestía el imputado, ambos con manchas hemáticas, asimismo, al momento de procesar el lugar los peritos encontraron leyendas escritas en el piso; todo se encuentra sujeto a análisis pericial y genético”, dice textualmente el comunicado de la FGJE. 
 
Se informa que el testigo menor de edad se encuentra bajo atención psicológica y se mantiene en acompañamiento por personal especializado del Centro de Atención a Víctimas (CAVID) de la Fiscalía, y una vez que se encuentre en condición emocional estable, se intentará formalizar la entrevista relativa al suceso.
 
 Los hechos que ocurrieron en la comunidad de El Sauz, perteneciente a Ures, a las 16:10 horas del jueves 7 de noviembre, se conocieron cuando se informó del deceso de una persona del sexo femenino, identificada como Raquel “N.”, de 52 años de edad, por heridas producidas por arma blanca.
 
La pareja sentimental de la víctima fue ubicada como presunto responsable y fue detenido en flagrancia delictiva por elementos de Seguridad Pública Municipal de Ures en la vivienda donde ambos aparentemente residían.
 
Personal de Medicina Legal de la Fiscalía de Justicia de Sonora realizó el procesamiento de la escena, a fin de integrar los datos de prueba que permiten esclarecer los hechos y aplicar el castigo de Ley a quien, se compruebe, incurrió en el delito de feminicidio.
 
La FGJE continúa con las investigaciones con posibles entrevistas de vecinos en las inmediaciones de El Sauz, donde se registró el suceso.