NOTICIAS

Priscila Cárdenas/Proyecto Puente

Ciudad de México. (Animal Político). Entre abril y octubre de 2016 el Gobierno del Estado de Sonora gastó 30 millones 355 mil pesos en un concierto de Plácido Domingo, -con boletos en venta hasta en 8 mil pesos– porque tenían un propósito: reunir fondos para construir un albergue de niños migrantes en el poblado Miguel Alemán.

A más de un año del elegante evento el albergue no existe, el proyecto ejecutivo -que supuestamente elaboraban cuando anunciaron la presentación sigue sin concluir y no se puede conocer los avances mediante la Ley de Transparencia.

Mujeres con niños de la costa de Hermosillo, que viven justo en el área donde la Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Urbano asegura se edificará este centro aseguran no tener conocimiento de un albergue de niños migrantes o del concierto a su beneficio.

Llama la atención que el dinero gastado en la organización del show supera el monto anual que recibió ese mismo año la Dirección General de Atención a Migrantes (18 millones 805 mil 547 pesos) o lo destinado al Centro de Justicia para Mujeres de Sonora (22 millones 257 mil 773 pesos).

Según el Presupuesto de Egresos 2016, “Plácido Domingo le canta a Sonora” salió más caro que todo un año de operaciones del Instituto Sonorense de la Juventud (28 millones 256 mil 428 pesos), que el Centro de Desarrollo Infantil (22 millones 379 mil pesos) o la Universidad de la Sierra (27 millones de pesos).

Ante el retraso de la obra y el excesivo gasto en la organización del concierto Proyecto Puente se dio a la tarea de indagar al respecto.

Los datos fueron obtenidos mediante 11 solicitudes de acceso a la información pública, así como visitando el área donde señala la Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Urbano que edificarán el albergue: Camino las Palmitas, sin número, Miguel Alemán.

Avión privado y Suburban blindada

El monto más alto se entregó -en dólares- a la empresa Entretenimiento, Promoción y Eventos de México, quien se comprometió en presentar al tenor, o de lo contrario a “otro artista que goce de trayectoria y reconocimientos similares”.

El contrato, con fecha del 12 de abril de 2016, se firmó casi 2 meses antes de darse a conocer la noticia de que el tenor se presentaría en la ciudad de Hermosillo.

El documento señala que el Fideicomiso Operadora de Proyectos Estratégicos de Sonora se comprometía a dar 3 pagos que en total debían sumaran 1 millón 250 mil dólares.

Con esto se cubrió los honorarios de Plácido Domingo, un avión privado, camioneta tipo Suburban -blindada- así como pago a los artistas invitados, asesores y productores.

Idea de la Gobernadora

La noche del 30 de mayo de 2016 hubo una rueda de prensa en el Palacio de Bellas Artes, en la Ciudad de México, donde se hizo oficial la noticia: “Plácido Domingo le canta a Sonora”.

El anuncio fue en la sala Manuel M. Ponce de León y estuvo presidido por la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano, el Secretario de Cultura, Álvaro Domingo, la senadora Sylvana Beltrones y funcionarios públicos del Gobierno de Sonora.

Vía Skype se encontraba el cantante quien comentó que la invitación a cantar en Hermosillo fue iniciativa propia de la Gobernadora, quien tras acudir a un concierto de él en Estados Unidos se acercó a plantear el tema.

“Ya tuve la ocasión de conocerla, si me permite que le llame Claudia, en Los Angeles cuando vino a una de las funciones con una cantidad de amigos y donde se habló ya seriamente de este concierto”, señaló el tenor mediante videoconferencia esa noche.

Entre lo que se informó en el evento -cuyo contenido está completo en la página Youtube- fue que esperaban 22 mil asistentes al concierto y una recaudación de 60 millones de pesos.

Se dijo que el albergue tendría espacio para 200 niños de origen Tarahumara, Triqui, Mixteca, Zapoteca, y que el costo de construcción oscilaría entre 45 y 50 millones de pesos.

No se mencionó el desembolso que realizaría el Gobierno de Sonora en la realización del concierto y tampoco que el tenor fuera a cobrar honorarios por participar en una presentación con fines altruistas.