NOTICIAS

El Boletín Epidemiológico del Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica (Sinave) informa que en México se han registrado 89 casos de lepra y Sinaloa es la entidad que ocupa el primer lugar con más ocurrencia de esta enfermedad durante 2020 con 32 casos.

También el Sinave registró en el mes de junio un caso de lepra en Quintana Roo y otro caso en la primera semana de septiembre, que suman dos reportes.

Le sigue Yucatán que en la semana epidemiológica 38, que corresponde del 13 al 19 de septiembre, se diagnóstico tres casos de lepra en esta entidad.

De los nuevos casos de lepra descubiertos en el país se encuentran que corresponden a pacientes varones y se les proporciona los tratamientos correspondientes en los hospitales publicados adscritos a la Secretaría de Salud (Ssa).

Lo alarmante de lo comunicado por las autoridades sanitaria, se refiere cuando plantean la posibilidad de que más personas se pudieron contagiar de lepra, luego de que estar en contacto con estas personas ya confirmadas por la enfermedad.

Asimismo, se precisó que siendo Sinaloa la entidad con mayores reportes de personas infectadas de lepra, que son 15 hombres y 17 mujeres, que en total suman ya 32 casos. Luego sigue Michoacán con 15  y está dividido en 8 hombres y 7 mujeres; Jalisco tiene 6 casos, 5 hombres y una mujer y se agrega Nayarit con 5 casos, un hombre y 4 mujeres.

Los estados con cuatro casos de lepra son Chiapas y Nuevo León; los que se encuentran en el rango de uno a tres son los siguientes: Estado de México (1), Morelos (1), Oaxaca (1), Aguascalientes (1), Baja California (2), Coahuila (2), Guanajuato (2), Quintana Roo (2), Tamaulipas (2), Colima (3), Guerrero (3), Yucatán (3).

De acuerdo a EFE, en enero de 2020, en México, la lepra es una enfermedad que ha disminuido su frecuencia, en 2018 se registraron 388 pacientes con el padecimiento, de ellos 102 fueron nuevos, y el resto se encuentra en tratamiento médico, informó este sábado la Secretaría de Salud de México.

Mediante un comunicado, la dependencia dijo que, con estas cifras, México se ubicó entre las naciones que han alcanzado el objetivo establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS), de un caso por cada 10.000 habitantes, para desestimarlo como problema de salud pública.

Señaló que por ser tan baja su prevalencia se piensa que ya no existe. Sin embargo, en México se tienen zonas endémicas, por ello los especialistas deben tener presentes los síntomas de la enfermedad.

La especialista recordó que la lepra es una enfermedad infectocontagiosa ocasionada por el bacilo Mycobacterium leprae "y puede afectar a cualquier persona, pero es más común en los varones jóvenes además es crónica y el período de incubación puede variar de 1 hasta 20 años".

Expuso que la enfermedad se clasifica en dos tipos polares: lepra lepromatosa y lepra tuberculoide, así como dos grupos de casos (indeterminados y dimorfos). En general, tiende a afectar ojos, piel y nervios periféricos.

La especialista dijo que cada una tiene manifestaciones clínicas distintas. En la lepra tuberculoide se puede observar una o pocas manchas blancas, sin sensibilidad, mientras que en la lepromatosa las lesiones tienen forma de nódulos (bolas) que pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo.
También puede ser difusa, en la que se observa la cara lisa, brillante (facies suculenta), debido a la infiltración de la piel por el bacilo.

Saenz Arreola recordó que las personas que sufren de este último tipo presentan alopecia de cejas y pestañas, además de un cambio en la esclerótica (parte blanca del ojo), la cual toma una tonalidad azulada.

 

 

 

 

 

El Debate