NOTICIAS

La reactivación en la economía de Estados Unidos será clave para la recuperación del sector automotriz en materia de producción de automóviles y autopartes en México. Con la instauración del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), la producción de automóviles en territorio mexicano tomará gran relevancia puesto que la industria aporta el 18.74% de la producción total manufacturera y 2.99% del producto interno bruto (PIB).
 
Analistas aseguran que si bien hubo una disminución de ventas en el mercado de autopartes, las exportaciones hacia Estados Unidos continuaron creciendo, debido a que la producción en México ha adquirido mayor participación en el mercado del vecino norteamericano. Reflejo de lo anterior es el salto de 8.5% a 15.5% en 2019.
 
Dicho incremento se da en gran parte por la posición de México como un país competitivo en el sector automotriz a nivel mundial, resultado de muchos factores, entre los que destacan menores costos de la mano de obra, la especialización, su posición geográfica y una economía abierta.
 
Por el lado negativo, la demanda se ve disminuida por la reducción en los ingresos de las familias ante la parálisis económica generada tras los despidos masivos, así como el ambiente de incertidumbre.
 
Ejemplo claro es que desde 2018, México se logró posicionar como el sexto productor de automóviles y autopartes alrededor del mundo, logrando desplazar a Corea del Sur, de acuerdo con el reporte de la Organización Internacional de Fabricantes de Vehículos Motorizados (OICA, por sus siglas en inglés).
 
Así, con la reapertura económica, tanto en México como en Estados Unidos, según analistas de Banco Base, se espera que los mínimos históricos de la industria automotriz en México ya se hayan registrado de marzo a mayo 2020, especialmente durante abril del mismo año.
 
De esta forma, la producción de la industria automotriz mexicana dependerá en gran medida de la recuperación de la economía estadounidense, la cual ha dado señales de que se podría observar una recuperación en forma de "U", y potenciaría el recién negociado T-MEC.
 
 
 
 
 
 
 
Uniradio