NOTICIAS

Un centenar de mujeres realiza pintadas en la fachada y una de las puertas de Palacio Nacional para protestar contra los feminicidios en México, tras el asesinato y descuartizamiento a manos de su pareja de Ingrid Escamilla, ocurrido el pasado domingo.


Las manifestantes, que se reunieron sobre las 06.00 hora local (12.00 GMT), cantan proclamas feministas a las puertas de Palacio Nacional, en la capital mexicana, y realizan pintadas en la fachada y el suelo de la residencia presidencial, e incluso en al menos una ocasión intentaron derrumbar la puerta.

"Tu silencio es cómplice", "Nos están matando" o "Presidente indiferente" fueron algunas de las reivindicaciones estampadas en la pared de la vivienda del mandatario mexicano, Andrés Manuel López Obrador.


En declaraciones a medios, una manifestante acusó al presidente de llevar a cabo un "feminicidio de Estado" y pidió "acciones concretas" contra la violencia contra la mujer.

Cuando López Obrador inició su habitual conferencia matutina en el interior del edificio, las protestantes leyeron un manifiesto fuera del recinto contra el feminicidio e hicieron una pequeña hoguera con papeles y cartones con proclamas escritas.

"Estamos pidiendo que cumpla sus obligaciones", acabó el comunicado de las manifestantes, mientras el resto de mujeres pedía al presidente que diera la cara y le reprochaban sus prioridades políticas al grito de "Justicia sí, rifa no", en referencia al polémico sorteo especial del avión presidencial.


Esta protesta es la primera de las convocadas para este 14 de febrero en la capital mexicana y en varias ciudades del país tras el crimen y filtración a la prensa de las imágenes del cuerpo de Escamilla.


En agosto del pasado año, una marcha contra la violencia machista terminó con múltiples destrozos en mobiliario urbano y estaciones de transportes público.

 

 

 

 

El Imparcial