NOTICIAS

Aunque aún no hay cifras oficiales, tanto el PRI como el PAN se han declarado ganadores en Veracruz, Quintana Roo, Aguascalientes, Oaxaca, Tamaulipas y Tlaxcala, de la elección de este domingo. 

En Veracruz, los primos hermanos, Héctor Yunes Landa y Miguel Ángel Yunes Linares, candidato del PRI y de la coalición PAN-PRD a la gubernatura, se declararon ganadores de la contienda electoral para suceder al priista Javier Duarte.

Con una diferencia de minutos en sus ruedas de prensa, ambos políticos aseguraron que el voto les favoreció en sus aspiraciones de gobernar Veracruz los próximos dos años.

Yunes Landa dijo tener entre 4 y 8 puntos de ventaja sobre su más cercano perseguidor, Yunes Linares; éste a su vez sostuvo que le ganó al candidato del PRI por arriba de los cinco puntos.

Media hora más tarde, el candidato de Morena, Cuitláhuac García Jiménez, aseguró que aguardará a los resultados del Organismo Público Local Electoral (OPLE), sin embargo, atajó que sus encuestas le dan una preferencia entre el electorado de tres puntos de diferencia sobre su más cercano rival que, destacó, es el candidato de la coalición PAN-PRD, Miguel Ángel Yunes Linares.

Faltando pocos minutos para las siete de la noche, Héctor Yunes Landa fue el primero en salir a declarar que las encuestas de salida lo favorecían con el triunfo en gran parte del territorio veracruzano; por su parte, Yunes Linares aseguró que él tiene la ventaja por más de cinco puntos, sin embargo, advirtió que hay una “operación de Estado” para querer “robarles la elección”.

El priista Yunes Landa expresó: “De acuerdo con los resultados de las encuestas de salida y con las cifras de nuestros representantes, podemos afirmar con toda certeza que Veracruz se ha pronunciado por un cambio responsable y que ha elegido a su servidor a como el próximo gobernador”.

Mientras tanto, Yunes Linares presumió: “Estamos de fiesta. Hoy los veracruzanos hicimos historia. La alianza PAN-PRD y millones de veracruzanos ganamos las elecciones de gobernador”. 

En redes sociales y en grupos cerrados de whatssapp, simpatizantes de PRI y PAN-PRD se dieron con todo, incluidas mentadas de madre, aparte que denunciaron la compra masiva de votos.

En Coatzacoalcos, en la oficina donde apareció retenido el senador panista Fernando Yunes Márquez, se concentró un grupo de simpatizantes del PRI, quienes gritaron insultos al hijo del candidato panista a la gubernatura.

En la encuesta de salida que el PRI circuló de forma interna, Héctor Yunes aparece con 33.68 % de las preferencias electorales, mientras que Miguel Ángel Yunes aparece con 32.63%. Morena se aleja a un tercer lugar con 21.58% de sufragios, y el resto de los candidatos aparecieron relegados.

En la encuesta que circuló el PAN, aparece Yunes Linares en primer lugar con 34% de las preferencias; el PRI en segundo con 30% de sufragios, y el candidato de Morena, Cuitláhuac García, con 28 %.

En los búnkeres de Yunes Landa y Yunes Linares, ambos candidatos aparecieron con el semblante de preocupación en sus rostros durante sus respectivas ruedas de prensa.

En la sede del OPLE, los consejeros electorales emitieron una amonestación pública a Héctor Yunes y a Miguel Ángel Yunes por declararse ganadores antes de que el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) empezara a “gotear” los primeros resultados.

En tanto, en Quintana Roo, justo al concluir el plazo del cierre de las casillas, Mauricio Góngora, de la alianza PRI-PVEM-Panal y Carlos Joaquín González, del PAN-PRD, se proclamaron ganadores en las elecciones de gobernador este domingo en Quintana Roo con ventajas de siete puntos.

“Los últimos resultados de las encuestas de salida que hemos tenido a lo largo de esta jornada electoral, sumado con los resultados preliminares que nos transmiten nuestros representantes en los distintos municipios nos dan una ventaja contundente, irreversible de más siete puntos a favor de nuestro candidato Mauricio Góngora”, dijo en rueda de prensa, el presidente estatal del PRI, Raymundo King.

Por su parte, Góngora, reiteró: “con la información con la que contamos en este momento nos podemos declarar triunfadores”.

También en Cancún, Carlos Joaquín González afirmó que a lo largo de la jornada electoral, la tendencia le fue favorable.

“Durante todo el día la tendencia siempre ha sido en ese mismo espacio de crecimiento, de tendencia positiva y que nos da alrededor de 7 puntos de ventaja sobre el candidato del PRI”, dijo.

El expriista afirmó que “ganó el cambio en Quintana Roo” y que el estado finalmente llegó al alternancia.

En tanto, la secretaria general del PRD, Beatriz Mújica, convocó a los ciudadanos a que resguarden las casillas y los paquetes electorales, hasta que el Instituto Electoral de Quintana Roo (Ieqroo) lleve a cabo los conteos definitivos.

“Es el momento más importante de la elección, que cuidamos el cómputo”, dijo.

También pidió al Ieqroo actuar con responsabilidad.

También en Aguascalientes, tanto PAN como PRI se asumieron como ganadores en la elección a gobernador en la entidad.

En punto de las 18:00 horas, el presidente del PAN, Paulo Martínez, anunció, sin dar datos, que su partido aventajaba al PRI tanto en la elección a gobernador como en varios municipios y distritos locales.

Al mismo tiempo en el PRI, el delegado del Comité Ejecutivo Nacional de ese partido, Abel Salgado, aseguró que cuatro estudios demoscópicos otorgaron la ventaja a la candidata de la alianza “Aguascalientes grande y para todos” que encabeza la priista Lorena Martínez.

Una de esas encuestas fue publicada en El Financiero, que concede a la priista cuatro puntos de ventaja sobre el panista Martín Orozco Sandoval.

Otra, publicada en el canal de televisión del diario Milenio, se concede una ventaja al panista, sin embargo, Francisco Abundis, director de la empresa Parametría contratada por ese medio, no se atrevió a conceder una ventaja porcentual a favor del panista.

En Oaxaca, a pesar de que es una elección cerrada, tanto el priista Alejandro Murat como Estefan Garfias, de la alianza PAN-PRD, aseguraron tener una ventaja minutos después del cierre de casillas.

Alejandro Murat y su esposa Ivette Morán, acompañados de la dirigencia del PRI en el estado y de la delegada nacional, Carolina Viggiano, ofrecieron una conferencia de prensa en la que se declaró ganador, según sus encuestas, y agradeció a los electores en Oaxaca por darle el triunfo.

José Antonio Estefan, afirmó que los resultados lo favorecen. En su cuenta de Twitter escribió “defendamos nuestro triunfo”. “Confío en que las autoridades electorales se apegarán a la ley y respetarán el Estado de Derecho y la voluntad popular”.

En Tamaulipas, Francisco Baltazar Hinojosa, del PRI-PVEM; y Javier García Cabeza de Vaca, del PAN aseguraron cada uno por su lado que llevan la delantera por la gubernatura.

La ciudadanía que anhelaba un cambio provocó una “sacudida democrática” en la entidad, ya que 47.5% votó por el candidato Francisco García Cabeza de Vaca contra 38.35% del PRI, anunció un vocero del PAN.

Luis Fernando Salazar, senador del PAN, anunció en conferencia de prensa ofrecida esta tarde en Ciudad Victoria los resultados de su encuesta de salida, la cual realizó la empresa Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) México.

“Estamos en posibilidades de anunciar y dar el resultado de nuestra encuesta de salida, que se levantó entre 12 mil 568 ciudadanos y que tiene una confiabilidad de 95% y margen de error de más menos 0.85%”, enfatizó Salazar.

El senador dijo que con esos resultados el candidato ganador de la gubernatura es Francisco García Cabeza de Vaca con 47.5% del total de la votación contra 38.35% del candidato del PRI.

“Estamos muy contentos con la participación histórica de los ciudadanos de Tamaulipas que decidieron por los movimientos del cambio que encabeza el candidato de PAN”.

Los ciudadanos libres provocaron una “sacudida democrática”, que traerá mejoras de vida a la gente que ya anhelaba un cambio, precisó Salazar.

“Esperamos que estas cifras se confirmen con los resultados del conteo rápido de alrededor de 4 mil 200 casillas y que dentro de poco tengamos las actas con este resultado”, acotó.

Por su lado, el dirigente estatal del PRI, Rafael González Benavides, dijo a la prensa que de acuerdo con encuestas de salida y conteos rápidos y por informes de representantes de casillas, el candidato del PRI Baltazar Hinojosa Ochoa obtuvo un flujo mayoritario de votación de militantes y simpatizantes.

Los candidatos por el PRD, PRI y PAN se declararon vencedores de la contienda por la gubernatura de Tlaxcala, después de que las tendencias de las encuestas de salida revelan un cerrado resultado entre las tres fuerzas políticas.

Las conferencias de prensa fueron convocadas prácticamente a la misma hora, apenas después del cierre de votación en las casillas.

Sin embargo, Marco Mena, el abanderado priista, no apareció ante los medios de comunicación, pero se tiene previsto que lo haga alrededor de las 20:30 horas.

Lorena Cuéllar, candidata perredista, indicó que si bien existen algunos resultados de empresas encuestadoras que parecen contradictorios, al menos 20% de entrevistados evitó responder al sondeo, y por ello confió en que ese porcentaje incline los resultados a su favor por tratarse del llamado “voto de castigo”.

“Desde luego que sí me declaro vencedora. Ganamos la gran batalla de Estado, la batalla contra Mariano González, contra un gobierno que quiere perpetuarse en el poder, en donde fuimos contra la guerra sucia, los ataques”, resaltó.

Acompañada por senadores como Dolores Padierna y Armando Ríos Piter, Cuéllar Cisneros solicitó al Instituto Tlaxcalteca de Elecciones (IET) que vigile adecuadamente y salvaguarde los resultados, pese a que durante el proceso, acusó, se ha conducido con parcialidad; “le hacemos un llamado a poner clara toda esta situación”, expuso.

En tanto Ramiro Ramos Salinas, delegado nacional del PRI, aseguró que con base en sus propios estudios de opinión, en coadyuvancia con el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) y otros difundidos por algunos medios informativos, Marco Mena obtuvo en promedio cinco puntos de ventaja sobre sus más cercanas contendientes.

La tendencia, afirmó, es “irreversible”, y de ninguna manera implica la intención del PRI de dar un albazo: “No salimos a dar un dato del que no tengamos la certeza”, justificó, luego de indicar que sus bases principales se encuentran en los resultados de Mendoza Blanco. 

También Adriana Dávila, candidata del PAN, se declaró ganadora con base en algunas encuestas de salida que, aseguró, le fueron proporcionadas por su equipo.

Proceso