NOTICIAS

Los restos del otrora contrabandista Héctor Beltrán Leyva, El Ho El Ingeniero fueron velados anoche en una discreta ceremonia fúnebre que únicamente contó con la presencia de sus familiares y allegados más cercanos.

Los servicios fúnebres corrieron a cargo de la empresa San Martín, localizada en el Centro Histórico de Hermosillo.

El cuerpo del capo mexicano llegó durante los últimos minutos del 19 de noviembre a Hermosillo y fue recibido con una cantidad innumerable de arreglos florales.

Durante la mañana de este miércoles, el número de visitantes para dar el pésame a la familia se incrementó al grado que el personal de la funeraria y los asistentes se organizaron para acomodar los arreglos florales.

El sepelio se ha desarrollado de manera discreta, vecinos y comerciantes indicaron a apro que conforme pasaba el tiempo se observó la llegada de automóviles lujosos y guardaespaldas que lideraban la logística de sus protegidos.

Hasta ahora, no se han revelado más detalles sobre las pompas fúnebres de Beltrán Leyva, originario de Badiraguato Sinaloa, a petición de su familia.

Beltrán Leyva murió el 18 de noviembre, cerca de las 16:00 horas, en el Hospital Adolfo López Mateos de la Ciudad de Toluca, Estado de México, tras sufrir un paro cardíaco, informó la Secretaría de Gobernación (Segob).

Desde el 2 de marzo de 2016, Héctor Beltrán, quién tenía 56 años, se encontraba recluido en el Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso 1), “Altiplano”, donde enfrentaba un proceso federal por diversos delitos.

El H fue parte del temible Cártel de Sinaloa hasta 2008 cuando se separó de la organización criminal para formar el Cártel de los Beltrán Leyva, junto a sus hermanos Arturo conocido como El Barbas o El Jefe de jefes; Alfredo El Mochomo, y Carlos.

Proceso